Resumen del Mensaje de los obispos españoles a los sacerdotes con motivo del Año Sacerdotal

sacerdotes_clip_image001
El Mensaje que los obispos envían a los sacerdotes con motivo del Año Sacerdotal, convocado por Benedicto XVI, comienza asegurándoles que oran por ellos y que dan gracias a Dios por el don de su vocación y su tarea. Es un mensaje de esperanza, que se funda en lo que los sacerdotes son, amigos y enviados de Cristo, y en la misión que desempeñan, la misma de Jesús.
Concluye recordando a los sacerdotes que son un regalo para el mundo.
El primer epígrafe, titulado con la cita del Evangelio de San Juan “Vosotros sois mis amigos” (Jn 15,14), se centra en la relación personal de amistad con Cristo, que ha de fundamentar la vida y el ministerio sacerdotales. Como se explica en el texto, “una clave fundamental para vivir este Año Sacerdotal no puede ser otra que renovar el carisma recibido”, lo que implica “fortalecer la amistad con el amigo”. A su vez, esto supone que el sacerdote ha de ser un hombre de oración, “acción prioritaria de su ministerio” y “una de las fuentes de santificación de nuestro pueblo”.
Conocer y amar a Cristo hace “testigos” a los sacerdotes. Por eso, en el segundo apartado del Mensaje, titulado con el versículo del Evangelio de San Lucas “Se la carga sobre los hombros, muy contento” (Lc 15, 5), se habla de la misión apostólica, constitutiva de la vocación sacerdotal. “Nuestra misión es la del propio Jesús: Como el Padre me envió así os envío yo; y ha de llevarse a cabo como lo hizo Jesús: Yo soy el buen pastor. La tarea del pastor es cuidar, guiar, alimentar, reunir y buscar”. Los obispos señalan que buscar es hoy tarea especialmente necesaria del buen sacerdote.
“Buscar es trabajo misionero. Se nos preparó a muchos, preferentemente, para cuidar una comunidad ya constituida. Hoy, en cambio, cuando enmuchos de nosotros ha aumentado la edad, además de cuidar la comunidad existente, el Señor nos pide conducir otras ovejas al redil. Es tiempo de nueva evangelización y de primer anuncio en nuestro propio territorio. En esta tarea, la comunidad y el pastor, a la vez, han de ser hoy los misioneros”.
El Mensaje finaliza con un tercer capítulo titulado “Queridos sacerdotes: Cristo nos necesita”. En él, los obispos les piden a los presbíteros que se dejen conquistar por Cristo y agradecen el testimonio de vida entregada de la inmensa mayoría de los sacerdotes, importantes no sólo por lo que hacen, sino, sobre todo, por lo que son; unos sacerdotes que son “un regalo para el mundo, aunque a veces no se les reconozca”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37933 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).