“Repitamos la pregunta: ¿qué hacemos?”, carta del obispo de Girona

obspogirona
Buena pregunta. Y además, a quince días vista de la Navidad y en la perspectiva del inicio de un nuevo año.
De hecho, la pregunta fue dirigida a Juan Bautista por aquellos que, habiéndole escuchado, se dieron cuenta que había que hacer algo para prepararse para el acontecimiento que se anunciaba: el que tenía que venir. Y Juan no contesta a base de generalidades sino que concreta pensando en los que tienen de todo, comida y vestido; no teme indicar a los cobradores de impuestos que no sean “corruptos”, con una expresión muy actual. También los guardias, los policías de aquel tiempo, son objeto de sugerencias concretas, que no hay que repetir, porque todo el mundo las puede escuchar y leer en el evangelio de este tercer domingo de Adviento.

Cada uno tendría que dar su propia respuesta, sobre lo que hay que hacer. Pero me arriesgo y me atrevo a proponer, humildemente, algunas indicaciones para ayudar y animar a responder concretamente a la pregunta.

– Si estás casado, tanto si hace muchos años como si hace pocos, vuelve a recordar y valorar el amor que os unió. Que para ti, el marido o la esposa sea un don, un regalo maravilloso. Renovad la comunicación, la valoración. Que la rutina y los años confieran mayor solera a vuestro matrimonio.

– Si eres padre o madre de familia y estás, quizá, decepcionado de los hijos, porque no siguen tu proyecto, ten el convencimiento que lo más importante es ayudarles a encontrar su camino, su vida, que ojalá coincida con lo que Dios quiere de ellos. Entonces habrán acertado en su búsqueda.

– Si eres abuelo o abuela y tienes la impresión que ni los hijos ni los nietos te tienen suficientemente en cuenta y que solo acuden a ti para que hagas de “canguro”, cambia tu percepción. Has dado tu vida por los tuyos, y ahora tienes que ayudar a los nietos para que crezcan. A pesar de que te parezca que no te lo agradecen, seguro que te aman y valoran; y, en todo caso, tienes que continuar haciendo lo que has hecho siempre: dar sin esperar recompensa.

– Si ejerces una profesión liberal, de servicio a las personas, sé un buen profesional y sé justo en el cobro de los servicios.

– Si eres empresario, quizá en esa crisis tendrías razones objetivas para reducir la plantilla. Haz un esfuerzo por mantenerla, a pesar de que el resultado económico del ejercicio sea deficitario.

– Si eres hijo o hija, no puede ser que tu casa sea una pensión de las tres B: buena, bonita y barata; tienes que ser responsable del hogar donde vives, colaborando con tus padres y los demás miembros de la familia, aportando tu trabajo y tu ayuda.

– Si eres sacerdote, religioso, religiosa…, renueva tus compromisos, no como una carga pesada, sino con la convicción de que es la mejor manera de vivir, que la has escogido y que tiene que hacerte feliz.

– A todos los que somos creyentes. Estos días tenemos que repetir, en voz alta y en voz baja, por todos los medios y en todas partes, que por Navidad no celebramos unas fiestas de invierno, sino el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo, el Salvador. Estos días y siempre tenemos que ser testigos de la fe en Jesús.

– Y yo mismo, vuestro obispo, os aseguro que también me he hecho la pregunta y he concretado las respuestas.

– Buena pregunta a quince días vista de la Navidad.

Francesc Pardo i Artigas
Obispo de Girona

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37961 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).