«María Inmaculada es la luz y el consuelo en la pruebas de la vida»

Benedicto XVI: «Queridos amigos: ¡qué alegría inmensa tener por madre a María Inmaculada! Cada vez que experimentamos nuestra fragilidad y la sugestión del mal, podemos dirigirnos a Ella, y nuestro corazón recibe luz y consuelo».

De este modo Benedicto XVI, antes de la oración del Ángelus, habló de la solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Santa Virgen María que se celebró el 8 de diciembre, invitando a todos «incluso en las pruebas de la vida, en las tempestades que hacen vacilar la fe y la esperanza» a pensar «que somos sus hijos y que las raíces de nuestra existencia se hunden en la infinita gracia de Dios». La misma Iglesia, agregó el Papa, «aunque está expuesta a las influencias negativas del mundo, encuentra siempre en Ella la estrella para orientarse y seguir la ruta indicada por Cristo». María es, de hecho, la Madre de la Iglesia, como proclamó el Concilio Vaticano II. Al agradecer a Dios por el símbolo estupendo de su bondad, Benedicto XVI, finalmente, encomendó a la Virgen Inmaculada a «cada uno de nosotros, nuestras familias y comunidades, toda la Iglesia y todo el mundo».

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).