Benedicto XVI recuerda que la conversión y el corazón justo son la mejor preparación para la Navidad

papaangelusventana
En este segundo domingo de Adviento el Santo Padre Benedicto XVI ha analizado el pasaje que la liturgia propone hoy, en el que san Lucas presenta la escena con la que Jesús inicia su misión pública. En este sentido, el Pontífice ha evidenciado las numerosas referencias a los personajes del mundo político y religioso de Palestina, elemento que sirve para advertir que el Evangelio no es una leyenda, sino una historia real, que Jesús de Nazaret es un personaje histórico que vivió en ese contexto.
En segundo lugar, el Papa ha señalado a los cientos de fieles congregados en la plaza de san Pedro del Vaticano, que el Evangelio de hoy nos señala que Jesús de Nazaret se vuelve “palabra de Dios”, presentada como una fuerza que baja de lo alto y se apoya sobre Juan Bautista.
Para explicar el significado de esta liturgia, Benedicto XVI ha tomado las palabras de san Ambrosio, obispo de Milán del que mañana se recuerda su memoria litúrgica: “la Iglesia no inicia desde los hombres, sino desde la Palabra”. “La Palabra de Dios es el sujeto que mueve la historia, inspira a los profetas, prepara el camino del Mesías, convoca a la Iglesia. Jesús mismo es la Palabra divina que se hizo carne en el seno virginal de María: en Él, Dios se ha revelado plenamente, nos ha dicho y dado todo, abriéndonos el tesoro de su verdad y de su misericordia”.
Benedicto XVI ha evidenciado que “la flor más bella nacida de la palabra de Dios, es la Virgen María”. Ella es la primicia de la Iglesia, el jardín de Dios en la tierra. Pero mientras María es Inmaculada –como la recordaremos pasado mañana-, la Iglesia tiene una necesidad continua de purificarse, porque el pecado insidia a todos sus miembros.
“En la Iglesia está siempre en acto una lucha entre el desierto y el jardín, entre el pecado que seca la tierra y la gracia que la riega para que produzca frutos abundantes de santidad. Oremos a la Madre del Señor, para que nos ayude en este tiempo de Adviento, a ‘enderezar’ nuestro camino, dejándonos guiar por la palabra de Dios”.Y tras el rezo mariano del Ángelus y el responso por los fieles difuntos, el Santo Padre ha recordado que mañana da inicio en Copenhague la Conferencia de la ONU sobre el cambio climático, con la que la comunidad internacional quiere contrastar el fenómeno del calentamiento global.
Precisamente en esta conferencia participará una delegación de la Santa Sede, de ahí que Benedicto XVI haya expresado su deseo de que los trabajos “ayuden a individuar acciones respetuosas con la creación y promotoras de un desarrollo solidario, fundado en la dignidad de la persona humana y orientado al bien común”.
“La salvaguardia de lo creado postula la adopción de estilos de vida sobrios y responsables, sobre todo hacia los pobres y las generaciones futuras. Bajo esta perspectiva, para garantizar el pleno éxito de la conferencia, invito a todas las personas de buena voluntad a respetar las leyes establecidas por Dios en la naturaleza y a redescubrir la dimensión moral de la vida humana”.Y como es tradicional el Papa ha finalizado saludando a todos los presentes en varios idiomas deteniéndose en particular a agradecer la presencia de la asociación italiana de familias numerosas. En este sentido el Pontífice ha solicitado que se desarrollen en todo el mundo, “políticas de apoyo a las familias, especialmente a aquellas con más hijos”.
Les dejamos a continuación con el saludo de Benedicto XVI a los peregrinos de lengua española en este segundo domingo de Adviento: “Doy una cordial bienvenida a los fieles de lengua española que participan en esta oración del Ángelus. En el camino hacia la Navidad, la liturgia de hoy indica la conversión, la firme esperanza en la misericordia divina y el corazón justo como el modo de prepararnos a la venida de Jesús al mundo. Aprendamos de María a disponernos interiormente para acoger con gozo y grandeza de espíritu la Navidad. Feliz domingo”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).