Reporte Vaticano

JT: Al nombrar “Iglesia y política” en Estados Unidos mucha gente piensa en el aborto. Pero en Europa, lo primero que viene a la mente en estos días es la inmigración, un tema que está en los debates políticos y culturales. Hoy en el Reporte Vaticano, presentaremos lo que el Vaticano ha dicho acerca de los asuntos de inmigración y por qué no siempre es aceptado. Soy John Thavis, Jefe en Roma de Catholic News Service.

CW: Y yo soy Cindy Wooden, corresponsal de CNS en Roma. Hace algunos días, el Papa ha lanzado su mensaje para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado. Advirtió que en el mundo hay un número creciente de gente que está emigrando y frecuentemente los niños son víctimas de explotación, abandono y violencia. Los representantes del Vaticano que presentaron el mensaje dijeron que la comunidad internacional está de acuerdo con que los niños emigrantes tienen derecho a la educación, al servicio sanitario y a otros servicios esenciales. Pero no siempre estos derechos son respetados por el país que acoge y los niños al final viven aislados en campos de refugiados o en centros de emigración.

JT: Algunos oficiales vaticanos dijeron que el motivo por el que estos niños emigrantes han tenido negados sus derechos muchas veces es por las actitudes de egoísmo, racismo y xenofobia de las poblaciones locales. Para algunos líderes políticos de Europa estas son palabras de batalla. Ven al Vaticano como un pequeño y privilegiado estado que no tiene que tratar con botes de refugiados o trabajadores clandestinos. En Italia hace varios meses el gobierno ha adoptado nuevas políticas de emigración, este debate inició cuando 70 africanos murieron de hambre y sed en un bote en la costa de Sicilia. Nadie les dio ayuda.

CW: Cierto, algunos líderes de la Iglesia en Italia compararon este hecho con la indiferencia pública del holocausto en la Alemania nazi Un arzobispo vaticano dijo que mientras los gobiernos tienen el derecho de regular la emigración, también todas las personas tienen derecho a ser rescatados y a recibir ayuda. Y señaló que desde 1988, casi 15.000 emigrantes han muerto intentando llegar a Europa. Muchos de los políticos italianos conservadores reaccionaron diciendo sarcásticamente que si el Vaticano lo siente tan fuerte deberían abrir sus propias puertas a los emigrantes.

JT: El Vaticano también ha hecho una fuerte crítica acerca del esfuerzo por levantar barreras -físicas o de otro tipo- a las poblaciones emigrantes. Por ejemplo, en 2007, un cardinal vaticano dijo que el plan de construir un gran muro cerca de la frontera de Estados Unidos y México era un proyecto inhumano. El Vaticano también ha manifestado que la emigración ilegal ayuda a los intereses económicos de los países que acogen a trabajadores a costo bajo. Pero estos emigrantes ilegales son mal pagados, casi explotados.

CW: En noviembre, la Santa Sede acogió una gran conferencia que trató el tema en los emigrantes en detención. Hubo reportes de Estados Unidos y otros países que muestran el crecimiento acelerado de las poblaciones detenidas. En algunos lugares, personas de la Iglesia tienen dificultades para visitar a estos detenidos para darles el básico servicio pastoral.

JT: El tema de la inmigración muchas veces es un asunto interreligioso también. En Europa, la población musulmana ha crecido dramáticamente, y hace algunos días, Suiza realizó un referendo que prohibía la construcción de minaretes, las torres para rezar de las mezquitas. El Vaticano y los obispos de Suiza dijeron que esto provocaría un nuevo obstáculo para la armonía interreligiosa.

CW: Creo que el Vaticano está preocupado en dos cuestiones: primero, legitimar la arquitectura religiosa fue prohibida por el estado, y segundo, que este voto, alimenta el prejuicio en Europa, quizá provocando una reacción violenta en contra de las minorías cristianas en los países musulmanes. Soy Cindy Wooden.

JT: Y yo soy John Thavis, Catholic News Service.

www.catholicnews.com

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).