La laicidad francesa permite a la Iglesia tener un lugar en la sociedad

¿Hasta qué punto la Iglesia y el Estado mantienen lazos? la reciente controversia sobre los crucifijos en los escuelas italianas, ha planteado la pregunta. Un debate en el que Francia parece haber encontrado hoy -según monseñor Valdrini- una forma de equilibrio en torno al concepto de laicidad. Una noción muy francesa, que históricamente se basa en fuentes a su vez filosóficas, la Ilustración y la política, que insisten en la independencia del Estado frente a la Iglesia.

“La laicidad francesa se define sobre todo por la neutralidad del Estado. El Estado es absolutamente libre en relación a las religiones, lo que históricamente es relativamente nuevo. No hay religión de Estado en Francia, y por ello, acepta el pluralismo de las religiones. Por otro lado, las religiones son absolutamente libres en el Estado francés, salvo respetar el orden público”.

Durante el discurso en la basílica de Letrán en diciembre de 2007, el presidente Sarkozy quiso precisar el significado de laicidad, agregándole el adjetivo de “positiva”. Un cambio de vocabulario que refleja mejor lo que verdaderamente es la laicidad en Francia.

“Esa laicidad no-positiva, que era una forma de laicidad vacía, que hacía que las Iglesias puedan vivir, pero dentro de un país que no tenía otros registros de acción y explicación que el registro privado. Es así que de repente pensamos que estas podían tener importancia en el debate social, con puntos de vista, por ejemplo, en la ética, la moral y sobre todo aquello que queremos”.

Para el Monseñor Valdrini, si la laicidad, tal como es vivida en Francia, no puede ser un modelo para todos los otros países europeos, puede inspirar -sin embargo- positivamente las relaciones entre los Estados y las Iglesias, para pacificar algunas relaciones a veces complejas.

“En Europa, la mayoría de los países tienen estatutos absolutamente diferentes. La laicidad es vivida como una neutralidad del Estado, pero de maneras muy diferentes. Es decir, a partir de la tradición, la historia y la misma identidad de los pueblos, como se ve en Italia con el caso del crucifijo. Hay una especie de levantamiento, yo diría de subida, de contestación que no acepta que se retiren los crucifijos de las escuelas o los tribunales. Mientras que en Francia es un problema que no se plantea en absoluto. Lo que demuestra bien que cada país tiene una identidad que debe respetar la laicidad”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).