La cruz es el signo de la realeza de Cristo

La cruz es el signo de la realeza de Cristo, una supremacía “que consiste en la victoria de la voluntad del amor de Dios Padre sobre la desobediencia del pecado”. Al final del Año litúrgico, Benedicto XVI ha explicado el sentido de la solemnidad de Jesucristo Rey del universo.

El Papa ha aclarado que el poder del Hijo de Dios no corresponde con el de los reyes o los grandes de este mundo, sino que representa “el poder divino de dar la vida eterna, de derrotar el dominio de la muerte”. “Es el poder del Amor, que vence al mal -ha insistido Benedicto XVI- ablanda un corazón endurecido, lleva paz en el conflicto más duro, y enciende la esperanza en la oscuridad más densa”.

Y sobre todo, es un poder que “no se impone, y respeta nuestra libertad”. Eligiendo a Jesús, ha concluido el Papa, “no se garantiza el éxito según los cánones del mundo, sino que se asegura esa paz y esa felicidad que sólo él puede dar”.

Entre los pensamientos del Pontífice, después del ángelus, la beatificación hoy en Nazaret de la hermana Marie-Alphonsine Danil Ghattas, cuya espiritualidad se centraba en la devoción a la Virgen María, modelo luminoso de vida.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).