El obispo de Jaén explica a los niños la devoción a la Virgen de la Cabeza

Ramón del Hoyo
Durante estos días, la catedral de Jaén está siendo el marco en el que miles de personas visitan a la Virgen de la Cabeza, dentro del programa de actos que ha organizado el obispado de Jaén con motivo del cincuentenario de su declaración como patrona de la diócesis. Tras su multitudinaria recepción y posterior procesión por las calles de Jaén el pasado sábado por la tarde, se han sucedido diversas celebraciones en las que destaca la afluencia masiva de fieles. Tras los encuentros de los sacerdotes, los catequistas y educadores cristianos, los consejos pastorales y las cofradías filiales de la Virgen de la Cabeza, merece destacar por su emotividad e importancia la celebración de la eucaristía con los enfermos. Según la comisión organizadora del obispado, unos 3.000 fieles acudieron ayer la celebración eucarística con unción comunitaria de enfermos ante la imagen de la Virgen de la Cabeza. Recibieron el sacramento de la santa unción 400 enfermos e impedidos, 100 de ellos en sillas de ruedas. Concelebraron con el Sr. Obispo de Jaén, Monseñor Ramón del Hoyo, una treintena de sacerdotes.

Durante las mañanas de esta semana, el propio obispo de la diócesis está impartiendo a los escolares que visitan la catedral unas catequesis sobre la importancia de la presencia de la Virgen María en la vida de los cristianos. Monseñor del Hoyo recibe a los grupos de niños y jóvenes de diversos centros educativos de la provincia y les explica el origen y la difusión de la devoción a la patrona de la diócesis, para concluir el acto con una oración a la Virgen de la Cabeza. Los escolares, tras esta catequesis con el obispo, visitan una exposición con diversas piezas sobre la devoción secular a la Virgen de la Cabeza que se ha organizado en las galerías altas de la catedral, en la sala «Deán Mazas».

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).