Reportaje Vaticano: Documentos de la Iglesia

JT: Los expertos en comunicaciones vaticanas se reunieron en Roma la semana pasada para trabajar en un documento sobre la Iglesia y los nuevos medios de comunicación. Pero sucedió una cosa curiosa de camino a la imprenta, hubo mucha crítica sobre el primer borrador así que decidieron comenzar de nuevo. Hoy en este Reportaje Vaticano veremos cómo los documentos vaticanos se organizan y cómo a veces se deshacen. Soy John Thavis, jefe en Roma de Catholic News Service.
CG: Y yo soy Carol Glatz, corresponsal en Roma de Catholic News Service. Lo que ocurrió en el encuentro del Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales fue inusual. Todos estaban de acuerdo que usar nuevos medios de comunicación de modo efectivo es importante para la Iglesia, así que un documento sobre el tema parecía una buena idea. Pero a los participantes de la plenaria del consejo, muchos de ellos profesionales de medios católicos, no les gustó el hecho de que el primer borrador del documento estuviera escrito en vaticanés, un tipo de lenguaje burocrático de iglesia que tiende a adormecer a la gente. Así que lo mandaron de vuelta al nuevo comité de redacción.
JT: Ahora, es una manera muy democrática de escribir un documento y no todas las entidades vaticanas operan de esta manera. Las nueve congregaciones vaticanas, por ejemplo, mantienen todo en secreto hasta que el documento está listo para ser publicado. Se consulta, pero también es confidencial. Y pueden tardar muchos años antes de que estos documentos sean terminados. Por ejemplo, el Vaticano tardó 10 años en terminar el documento que menciona que los homosexuales no deberían ser ordenados sacerdotes, en esta materia, hubo mucho debate pero poca discusión previa del exterior.
CG: Durante los últimos 25 años, la Congregación para la Doctrina de la Fe ha publicado más documentos que en otra agencia vaticana, y también examina cualquier documento vaticano que toque asuntos doctrinales. No es llamado un poder vetado, pero la voz de la congregación doctrinal cuenta para muchos, y puede, muchas veces, forzar un documento para ser redactado de nuevo.
JT: Los documentos del Papa Benedicto XVI no están sujetos al mismo tipo de escrutinio. Pero cuando se escribe una encíclica u otro texto importante, incluso el Papa consulta a los oficiales claves vaticanos o a expertos individuales. Claro está, que es libre de rechazar la opinión, y las fuentes dicen que lo hizo hace un par de años cuando abrió el uso posible de la misa tridentina.
CG: Ese documento fue de “motu proprio” un término latino que significa “de iniciativa propia” y hemos visto muchos documentos así de Benedicto XVI, sobre reglas del conclave, sobre católicos tradicionalistas y otros temas. El Papa, además, ha escrito docenas de cartas en amplio rango de temáticas: políticas económicas, música litúrgica y la Iglesia en China. Éstas no llevan el peso o la autoridad de una encíclica pero logran comunicar la idea.
JT: A veces es más fácil escribir un libro que escribir un documento vaticano. El cardenal Walter Kasper dijo, recientemente, que él sabía que quizá sus reflexiones sobre ecumenismo podrían ser proyectos desde hace tiempo si hubieran surgido como un documento oficial vaticano. Incluso el Papa optó por publicar sus reflexiones en Jesús de Nazareth, no como un documento papal, sino como un libro, el cual rápidamente se convirtió en un bestseller.

http://www.catholicnews.com/

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).