Papa: Una Iglesia pobre y libre para dialogar con el mundo

La Iglesia debe ser pobre y libre para conseguir dialogar con la humanidad contemporánea. Citando a su predecesor Pablo VI, Benedicto XVI ha recordado la importancia de la Iglesia en la salvación de la humanidad y la exigencia de establecer una relación de conocimiento y amor con la sociedad, en la homilía de la misa que ha presidido en Brescia, en el corazón de la diócesis donde nació en 1970 el Papa Giovanni Battista Montini.

Benedicto XVI:“Él dedicó todas sus energías al servicio de una Iglesia lo más conforme posible a su Señor Jesucristo, de forma que, encontrándola, el hombre contemporáneo pudiera encontrar a Cristo de quien tiene absoluta necesidad. Éste es el anhelo de base del Concilio Vaticano II.

Benedicto XVI ha subrayado que para el Siervo de Dios Pablo VI era fundamental el encuentro y el diálogo de la humanidad de nuestro tiempo con la Iglesia a quien dedicó su primera encíclica “Ecclesiam suam”. Su reflexión, ha explicado el Pontífice, permanece todavía hoy absolutamente central: la Iglesia debe profundizar en la conciencia sobre sí misma, necesita renovarse y purificarse mirando a Cristo como modelo y debe relacionarse con el mundo moderno. Cuestiones que el desarrollo de la secularización y la globalización, ha añadido Benedicto XVI, han vuelto más radicales en relación con el olvido de Dios por una parte y con las religiones no cristianas por otra.

Por el camino de Brescia tras aterrizar en Ghedi, el Papa se ha detenido en Botticino Sera para venerar el cuerpo de san Arcangel Tadini canonizado por él mismo el 26 de abril de este año en unas palabras improvisadas ha recordado su enseñanza a “trabajar para que nazca un mundo fraterno donde cada uno no viva para sí mismo sino para los demás”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).