Peregrinación diocesana de jóvenes cordobeses a Guadalupe

GuadalupeEl pasado fin de semana tuvo lugar en el santuario de Guadalupe la XIV Peregrinación de jóvenes cordobeses al santuario que contó con la participación de más de quinientos jóvenes procedentes de toda la diócesis. Partieron de Córdoba el viernes por la mañana tras una celebración eucarística en la parroquia de San José y Espíritu Santo presidida por el Vicario General, Fernando Cruz-Conde, quien les acompañó caminando la primera jornada. Este año fue novedad que la primera noche se pernoctó en Alía y no en Castilblanco como en años anteriores. Comenzaron el camino muy cerca de Puerto de San Vicente, donde hicieron previamente una parada breve para comer. Allí tuvieron el primer momento intenso de la peregrinación cuando, al final de la tarde, se reunieron en el templo parroquial para rezar. Algunos jóvenes dieron su testimonio de amor a Jesucristo y señalaron la Eucaristía como el lugar privilegiado de encuentro con Él. Seguidamente, se expuso el Santísimo Sacramento y, tras unos minutos de oración personal, hicieron una emotiva procesión dentro de la Iglesia de modo que los jóvenes pudieran ver de cerca al Señor. La oración finalizó con el rezo comunitario de vísperas.
Al día siguiente, partieron hacia Guadalupe por el camino de los años precedentes. Ratos de silencio, catequesis, cantos y momentos de fraternidad se sucedieron junto a numerosas confesiones que los jóvenes iban haciendo a lo largo del camino con los 18 sacerdotes que los acompañaban. La dureza del camino en algunos puntos no impidió que los jóvenes experimentaran el paso del Señor por sus vidas. Llegados a una dehesa amplia, celebraron la Eucaristía presidida por el sacerdote más joven, según la tradición, y continuaron con el último tramo hasta Guadalupe. La entrada en la ciudad, como siempre impresionante, culminó en la basílica donde saludaron a Nuestra Señora de Guadalupe y le presentaron sus súplicas y oraciones.
El domingo tuvieron en la misma basílica la solemne celebración eucarística presidida por D. Juan José Asenjo, Arzobispo Coadjutor de Sevilla y Administrador Apostólico de Córdoba. En ella animó a los jóvenes a ser testigos de Jesucristo en sus ambientes y a no tener miedo de dar la cara por Él, como hizo San Francisco Solano, del que se celebra su Año Jubilar. Entre otras cosas, les recordó también las palabras del Siervo de Dios en su última venida a España: “Se puede ser moderno y profundamente fiel a Jesucristo”. Al término de la celebración eucarística, tuvieron una entrañable velada en la que alternaron cantos y testimonios con una representación teatral de la vida de San Francisco Solano interpretada por jóvenes de Montilla. A la vuelta, camino de Córdoba, se detuvieron en Hinojosa del Duque donde les ofrecieron generosamente bocadillos y refrescos.
Los jóvenes han tenido la oportunidad de encontrarse con una Iglesia. Una Iglesia que se siente y es familia, una Iglesia llena del gozo de la fe y deseosa de contagiarlo a todos. Muchos han tenido un encuentro o reencuentro con el Señor a través de la oración silenciosa, la recepción de los sacramentos y la experiencia del camino.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).