Concluye el Sínodo de África centrado en la reconciliación, la justicia y la paz

África no está abandonada al fracaso. El futuro está en sus manos, está todavía por escribir. Este mensaje ponía el punto y final a las tres intensas semanas en las que los 244 miembros del Sínodo de África han presentado la situación de la Iglesia en el continente.

Las 57 conclusiones provisionales del II Sínodo de obispos para África se han recogido en un documento de siete capítulos. En ellos se repasan los problemas de África desde el punto de vista religioso y espiritual. Aunque no es un documento político, las conclusiones giran en torno a la reconciliación, la justicia y la paz.

Ante los conflictos que todavía viven muchos países africanos, los miembros del Sínodo concluyen que la única forma de que haya justicia y paz es a través del perdón.

Joseph Kwaku Afrifah Agyekum
Obispo de Koforidua (Ghana)
Uno de los puntos importantes es la necesidad de perdón y de reconciliación porque sin perdón es muy difícil que haya reconciliación. Hay mucha gente que ha sido ofendida, que ha sufrido discriminación y que han tenido serios problemas .

Con el objetivo de alcanzar la paz en muchas zonas de África, el Sínodo propone que se cree una organización que favorezca el diálogo entre las diferentes etnias.

Además solicita a los gobiernos nacionales que apoyen la preparación de un Tratado de la ONU sobre el tráfico de armas para frenar el comercio global.

Otra de las denuncias del Sínodo es la situación de pobreza en la que viven millones de personas. Piden a los gobiernos que no endeuden más al continente y que termine la corrupción. Al mismo tiempo hacen un llamamiento a las diócesis para que sean solidarias entre ellas.

Joachim Kouraleyo Tarounga
Obispo de Maondou (Chad)
Buscamos la reconciliación, la justicia y la paz mediante la colaboración de todos los miembros de la Iglesia, desde las mujeres y los hombres hasta los jóvenes.

Los miembros del Sínodo también señaln la importancia de la educación religiosa de los ciudadanos, especialmente de los jóvenes y seminaristas, para evitar el relativismo. En este punto piden a los gobiernos que mejoren las condiciones de vida de los estudiantes para evitar la fuga de cerebros.

Isaac Jogues Agbemenya Gaglo
Obispo de Anèho (Togo)
Los obispos también somos responsables, la Iglesia debe educar a los ciudadanos, a los cristianos, para que se convierten en la sal de la tierra y la luz del mundo. Es importante que volvamos a casa con el objetivo de educar a la gente.

En relación con el sida, uno de los puntos más polémicos, los obispos señalan la necesidad de nuevos tratamientos que mejoren la calidad de vida de los enfermos y un mayor compromiso de la Iglesia en la ayuda a los afectados. Además afirman la importancia de la fidelidad para detener el avance de la enfermedad.

En cuanto al diálogo ecuménico, los obispos reunidos dicen que una cristiandad dividida es un escándalo. También piden un mayor respeto y colaboración con otras religiones como el Islam.

Ahora, después de tres semanas de reuniones, los cardenales y obispos del Sínodo del tercer continente más grande del mundo vuelven a casa más conscientes de la realidad africana y con el apoyo de toda la Iglesia.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).