El cardenal Rouco clausura los actos del Centenario del nacimiento del P. Tomás Morales

roucocamino
Con motivo de la clausura de los actos del Centenario del nacimiento del Padre Tomás Morales, el Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, presidió ayer una solemne Eucaristía en la madrileña catedral de la Almudena, donde aseguró que “tenemos que vivir nuestra vida con esperanza” siendo “testigos de la luz de Dios, sin miedo y sin reservas”.
Ante la atenta mirada de numerosos fieles congregados en la catedral, el arzobispo de Madrid recordó la labor del Padre Tomás Morales en el centenario de su nacimiento y que tal y como explicó el cardenal “siempre quiso entusiasmar a los jóvenes, dándoles a conocer que el fin de su vida era la gloria de Dios y la salvación del alma”.
Por ello, monseñor Rouco Varela destacó que “la causa más profunda y mas real de todas las tragedias del hombre” no era otra que “el mismo pecado” razón por la cual era necesario conocerlo, para así poder enfrentarse a él. En este mismo sentido, el arzobispo de Madrid afirmó que para conocer “de dónde vienen las raices de los males” no nos podemos apoyar en razones sociopolíticas o sociológicas, sino que hay que ir más allá, descubriendo que realmente “la causa más profunda y más real de todos los males es el pecado”.
Después de señalar que “es necesario llevar a los jóvenes esta verdad”, recordó la Parábola del ciego Bartimeo del Evangelio leído en la Eucaristía, y explicó que “la luz es lo que todos los hombres buscamos en primer lugar” ya que esa luz, “es Cristo, quien nos ayuda a encontrar la gloria de Dios”.
“Podemos pedirle al Señor que esa luz de Cristo ayude a todos los hijos de la Iglesia en ese gran reto de tener que evangelizar de nuevo un mundo, entregado a la oscuridad del pecado” aseveró el cardenal.
Igualmente, instó a todos los presentes a que vivan la vida con esperanza, ya que “conocemos que al fin de ella nos espera nuestro Salvador, nuestra luz”. En este sentido, el prelado hizo hincapié en que todos los presentes se conviertan en testigos de esa luz, “sin limitaciones, sin reservas, sin miedo” ya que “tenemos que ser puente entre el pecado y la gracia para toda la humanidad”.
Padre Tomás Morales: la gloria de Dios y la Salvación del alma fue la razón de la vida
Recordando que el padre Tomás Morales quiso en todo momento de su voda animar y entusiasmar a los jóvenes recordándoles que “el hombre es viviente cuando participa en la gloria de Dios”, Rouco aseguró que los sacerdotes y toda la familia de la Iglesia, han de ser los primeros en ayudar para que la humanidad conozca el don y el amor de Dios. Por ello, el cardenal, subrayó de manera especial que “hoy más que nunca necesitamos vivir de la esperanza”.
La Eucaristía fue concelebrada por Mons. José Cerviño, Mons. Jesús García Burillo, Mons. Juan Antonio Martínez Camino y Mons. Jesús Sanz Montes, con la participación de miembros de la Familia de Santa María, y responsables de las obras del Padre Tomás Morales.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).