Convivencia de las religiones en África

África es un conjunto de territorios muy diversificados, y esto comprende el aspecto religioso. Para el cardenal Jean-Louis Tauran, presidente del Consejo Pontificio para el diálogo interreligioso, este continente es también un lugar importante de diálogo con los musulmanes. Un diálogo que se basa sobre todo en la convivencia.

“Hay una gran variedad. Evidentemente, el islam se vive de manera diferente según el país, pero yo diría que en conjunto, en lo que concierne el islam en África, podemos decir que – a pesar de todo- el diálogo de la vida es una realidad. En conjunto, el Islam es tolerante, salvo algunas excepciones evidentemente, como Nigeria, por ejemplo”.

Respecto al tema de la fe católica, el Sínodo ha puesto en evidencia desde el primer día el fuerte crecimiento de las comunidades cristianas. El cardenal Tauran encuentra en la religiosidad espontánea de los africanos una de las razones de esta vitalidad.

“Los africanos son religiosos por naturaleza. No debemos olvidar que cuando los cristianos llegaron, y más tarde los musulmanes, encontraron poblaciones que creían en un ser supremo, que era la religión tradicional africana. Es decir, existía ya un terreno propicio…los misioneros no llevaron a Dios, llevaron a Jesucristo”.

La fe se ha difundido progresivamente en África hasta entrar en la cultura local. Una inculturización que continúa naturalmente, según el cardenal francés.

“Creo que aún faltan mucho progresos por realizarse. Sin embargo, cuando vemos por ejemplo las litúrgias en África, podemos ver que no se han hecho malos progresos. De modo particular las procesiones y los cantos…Poco a poco, estamos llegando a tener un cristianismo africano, abierto a la vez abierto a la Iglesia universal que de hecho es respetable.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).