Reportaje Vaticano de la CNS

CG: La Iglesia tiene cinco nuevos santos, y dos de ellos tienen un significato especial para los Estados Unidos. El padre Damián, misionero belga que trabajó con personas enfermas de lepra en Hawaii. Y la hermana francesa Juana Jugan, fundadora de una orden religiosa que tiene actualmente varias casas para ancianos en todo Estados Unidos.

Hablaremos de estos dos santos y su actual impacto en este Reportaje Vaticano.
Soy Carol Glatz, corresponsal de Catholic News Service en Roma.

JT: Y yo soy John Thavis, director en Roma de Catholic News Service. La semana pasada, el Papa Benedicto XVI celebró la misa de la canonización y la Plaza San Pedro se llenó de peregrinos de todo el mundo. Miles de personas vinieron desde los Estados Unidos, y entre ellos, más de 500 vinieron desde Hawaii, donde San Damián trabajó en el siglo XIX, ofreciéndose como voluntario para servir a los enfermos de lepra en la isla de Molokai. Y murió después de contraer el mismo esta enfermedad. El Papa dijo que San Damián nos recuerda la obligación cristiana de ayudar a los marginados de la sociedad, no sólo dándoles cosas, sino también estando entre ellos.
Bueno Carol, nos encontramos esta semana con 11 personas de Hawaii que tienen lepra, y que viajaron 8.000 millas para estar en la canonización.

CG: Es verdad, todos ellos fueron parte de esta colonia fundada por San Damián.
Por supuesto, ahora la lepra es curable, y los pacientes ya no son marginados, porque ahora sabemos que esta enfermedad no es contagiosa una vez que se ha comenzado su tratamiento.
Los peregrinos de Hawaii han dicho que este estigma ha desaparecido y que los leprosos son aceptados como personas humanas. Dijeron que esto se debe a San Damián y al trabajo que él ha realizado luchando por sus derechos y mejorando sus condiciones de vida.

Tal como me dijo uno de los peregrinos, la lección de Damián fue que “todos somos protectores de nuestros hermanos”.

JT: Y una lección similar proviene de Sor Juana Jugan, la monja francesa que fundó las Hermanitas de los Pobres. Esto comenzó con un pequeño acto de caridad, ya que en 1839, ella llevó un día a casa a una viuda enferma y ciega, y le dió su propia cama. Esto fue el inicio de un ministerio para ancianos que actualmente tiene 13.000 personas en todo el mundo.

CG: Esto incluye, 31 casas para personas a partir de los 65 años en Estados Unidos y Canadá. Las casas están dirigidas por la fundación de las Hermanitas de los Pobres. Hablé con algunos de los ancianos residentes en Estados Unidos, quienes vinieron a la canonización y dijeron que aprecian realmente los cuidados que las hermanas y voluntarios tienen para con ellos y les recuerdan la alegría de vivir.
Los voluntarios los llevan de paseo varias veces al mes, y todos ellos dijeron que les encanta llevar felicidad a los residentes.

JT: El Papa dijo el mensaje de Santa Juana, que tiene una relevancia especial en las sociedades modernas, donde muchas ancianos sufren de soledad, y que algunas veces son abandonados por sus propias familias. En un sentido más amplio, tanto San Damián como Santa Juana reflejan lo que ha llegado a ser el tema dominante del pontificado del Papa Benedicto XVI: que la marca de la verdadera fe cristiana es la caridad en acción.

CG: Es interesante que el presidente Barack Obama haya enfatizado la relación de los Estados Unidos con los nuevos santos, enviando una delegación a la canonización. El presidente, quien creció en Hawaii, ha expresado su profunda admiración por San Damián, y como muchos otros, hizo un paralelo entre los enfermos de lepra y enfermedades como el VIH / SIDA, que afecta a millones de personas actualmente.
Muchos esperan que el Vaticano nombre eventualmente a San Damián como el santo patrono de las personas con SIDA.
Soy Carol Glatz.

JT: y yo soy John Thavis, Catholic News Service.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).