El obispo de Lleida dirige una carta a sus diocesanos en la que hace balance de su primer año en la diócesis y señala el trabajo futuro

Piris
Hace un año que el obispo diocesano, Mns. Joan Piris Frígola, se encuentra entre los feligreses de Lleida. Los creyentes de las tierras de Ponent le hemos acogido como a un hermano más, que se inserta en nuestra vida de Iglesia particular, a fin de ser, por el ministerio episcopal, su pastor. Ahora, él nos ofrece una Carta Pastoral, es decir, un mensaje con propuestas concretas.
Es significativo que esta Carta Pastoral nos llegue pocos días después de haber presentado el IV y último volumen de “Arrels Cristianes de Lleida” (cuatro volúmenes que estudian cómo la comunidad eclesial ha respondido a los retos de la historia humana, así como su expresión artística. En ediciones Pagès, Lleida). Si los cuatro volúmenes son la expresión de la fe cristiana arraigada en nuestras tierras, a lo largo de los siglos hasta nosotros, ahora, a los creyentes del siglo XXI, nos toca prolongar la experiencia de la fe cristiana.
“Entre todos y para el bien de todos”. He aquí el título que es también propuesta esperanzada para actualizar y hacer adulta nuestra fe y, de forma útil, no encerrarnos en el individualismo intimista o en la resignación. “No podemos esperar que las cosas se nos den hechas. Hemos de poner los medios y, de alguna manera, provocar los acontecimientos con suavidad y respeto, con el fin de que se haga realidad lo que esperamos”.
La Carta Pastoral, bien arraigada en la experiencia de la Biblia, del Concilio Vaticano II y del Concilio Provincial Tarraconense, apuesta por la lectura creyente de la realidad. Lectura que nos lleva a la esperanza, de que “no es una actitud que se adquiere con voluntarismos o gimnasia espiritual…. que comienza allí donde las fuerzas humanas fracasaron y donde nos salva la bondad de Dios”.
El obispo Juan recuerda que “la Iglesia, en cada época y lugar hace de su vida una expresión actualizada de las actitudes, gestos y palabras de Jesús, con tal de crear comunión a su alrededor… comunión que es una realidad concreta que se vive y se percibe en el seno de cada comunidad; como un tejido de relaciones interpersonales en la experiencia compartida de la fe, y en el encuentro con el resucitado”. La fuente de esta comunión es el Evangelio y el Espíritu que “no separa a ninguno de los demás ni sitúa a nadie por encima de los otros, sino que regala sus dones y carismas que tampoco ninguno puede acaparar. Por ello, el Espíritu lleva a la colaboración, a la corresponsabilidad, al diálogo, a la corrección mutua. “Todos somos Iglesia y todos hacemos Iglesia”.
Juntos, por tanto, hemos de llegar a una planificación pastoral en la diócesis, “que no es una nueva forma de hacer las mismas cosas, sino que supone nuevos hábitos, nuevas actitudes y nuevas mentalidades. Se trata, por tanto, de tener un proyecto (realidad concreta que se desea y se quiere), que, de momento, aún no existe, pero es factible en un futuro determinado”. Por lo cual, al lado de una opción decididamente por los pobres y excluidos de la sociedad, toda la reflexión desemboca en una propuesta de trabajo en tres etapas para este curso 2009/2010 que comienza. Esta propuesta se dirige muy concretamente a todos los diocesanos:

Primera etapa: hasta Navidad
Estos meses nos ofrecen la oportunidad de hacer una “observación esmerada” de nuestra responsabilidad pastoral y elaborar los retos y los signos de esperanza.
Animo a hacerlo con “espíritu de Adviento” y muy abierto para descubrir la llamada de Dios que iremos compartiendo, convirtiéndonos más y más al misterio de Belén.

Hasta Pascua de resurrección
Será un tiempo de elaboración de los criterios evangélicos eclesiales, profundizando en la llamada de Dios a caminar hacia una “Nueva Humanidad”.
Lo haremos buscando “entre todos” la forma de traducir los criterios en directrices operativas, líneas de acción y discerniendo la prioridad pastoral del momento presente.

La festividad de Pentecostés
Es el tiempo de tomar decisiones, desde la confianza plena en el Padre, a la luz de Cristo Resucitado y con la fuerza del Espíritu.
Lo haríamos realizando una Asamblea Diocesana para celebrar el camino recorrido y optar por una vivencia de Iglesia que sea “casa de todos y cosa de todos”.

– José Alejandro Baró
Delegado de los Medios de Comunicación del obispado de Lleida

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).