El cardenal Rouco Varela señala en Salamanca la conveniencia de participar en la manifestación del 17 de octubre

rouco12
Mons. Rouco Varela, arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, ha afirmado hoy en Salmanca, donde ha presidido el acto solmenne de apertura de curso de la Universidad Pontificia de Salamanca, que el fin que persigue la manifestación del próximo 17 de octubre contra el proyecto de ampliación de la ley del aborto “es muy bueno y usar el derecho de manifestación también lo es”. Por eso ha animado a los católicos a que participen en ella, decisión “conveniente y buena”. Asimismo, ha anunciado que él no podrá acudir.
El Presidente de la Conferencia Episcopal Española afirmó también que no tiene esperanzas humanas de que este proyecto de ley no vaya a ser aprobado en el Parlamento Español, pero aseguró que no pierde la “esperanza teologal. Que nuestro Señor resuelva esos problemas. Porque la historia es larga y, por lo tanto, el futuro de una sociedad, de un pueblo, no lo dominan los hombres. Y lo que se legisla hoy puede cambiar un capítulo de la historia anterior más tarde”.
Por otra parte, acerca de la intención del Ministro de Educación, Ángel Gabilondo, de promover un pacto por la educación que permita recabar información para futuras decisiones gubernamentales que afectan a los estudiantes, Monseñor Rouco Varela señaló “el Estado no es el dueño monopolizador de la educación y tiene que contar con la sociedad. Y no sólo a través de los simples y puros instrumentos políticos, sino también a través del diálogo social, del debate social y un poco de la puesta de acuerdo de todas las realidades de la sociedad implicadas en la educación». Entre ellos, apuntó que se debe tener en cuenta «antes que nadie» a los padres de familia, “titulares primeros y primarios del derecho a la educación”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).