Brasil: una esperanza de futuro para la Iglesia

El noroeste brasileño es una tierra llena de contradicciones sociales. Pobreza extrema, subempleo y una rápida industrialización constituyen para la Iglesia un vasto campo de evangelización, como lo explica el obispo de Garanhuns, monseñor Fernando Guimarães:

“Son situaciones que por un lado representan desafíos y por otro producen esperanza. Sea por parte del Santo Padre, que de los cardenales prefectos de diferentes congregaciones romanas que hemos visitado, se oye siempre como un refrán: Brasil representa para la Iglesia una esperanza de futuro. Eso nos alegra, pero sobretodo crea un gran compromiso para cada uno de nosotros”.

Más allá de los grandes desafíos que existen en las áreas sociales y pastorales, mons Fernando señala una virtud de este pueblo: la religiosidad popular.

“Es un pueblo sufriente y con grandes limitaciones desde el punto de vista material, social y político, pero también es un pueblo que tiene un sentimiento de Dios y coincide profundamente con el anuncio del Padre celestial hecho por Jesús en el Evangelio. Entonces, el contacto del pueblo sencillo con la Iglesia católica, es un contacto que me confirma aquella expresión de un escritor de los primeros siglos de la Iglesia, Tertuliano, que decía que el alma de un ser humano es esencialmente cristiana”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).