Benedicto XVI afirma que «una de las tareas esenciales del obispo es ayudar a los sacerdotes con el ejemplo y el apoyo fraterno»

papa_obispos
El Papa ha recibido este lunes en Castelgandolfo a los participantes en el congreso promovido para los obispos que desde hace poco han emprendido su ministerio pastoral, según ha difundido el Servicio de Información del Vaticano (VIS).
En el encuentro de este año, el Santo Padre recordó la importancia de «no olvidar que una de las tareas esenciales del obispo es ayudar a los sacerdotes, con el ejemplo y con el apoyo fraterno, a seguir fielmente su vocación, y a trabajar con entusiasmo y amor en la viña del Señor».
Tras hacer hincapié en que «el secreto de la fecundidad del ministerio es permanecer unidos al Señor», Benedicto XVI señaló que el aumento de trabajo, las dificultades y las nuevas exigencias pastorales «no deben distraernos de la unión íntima y personal con Cristo. Estar a disposición de la gente no debe disminuir u ofuscar nuestra disponibilidad hacia el Señor».
«El tiempo que el sacerdote o el obispo consagran a Dios en la oración es siempre el mejor empleado, porque la oración es el alma de la actividad pastoral, la «linfa» que le infunde fuerza, el apoyo en los momentos de incertidumbre o de desaliento y la fuente inagotable de fervor misionero y de amor fraterno a todos».
El Papa subrayó que «en el centro de la vida sacerdotal se encuentra la Eucaristía». En este sentido dijo que «un modo privilegiado de prolongar en la jornada la misteriosa acción santificante de la Eucaristía es el rezo devoto de la Liturgia de las Horas, así como la adoración eucarística, la lectio divina y la oración contemplativa del rosario. El santo cura de Ars nos enseña -concluyó- qué preciosas son la identificación del sacerdote con el sacrificio eucarístico y la educación de los fieles a la presencia eucarística y a la comunión».

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).