Benedicto XVI anuncia un Sínodo Especial dedicado a Oriente Medio en octubre de 2010

padres-sinodales
Con un nuevo llamamiento por la paz, Benedicto XVI anuncia la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para Oriente Medio, del 10 al 24 de octubre de 2010. En un encuentro con siete patriarcas católicos orientales, el Papa ha anunciado también el tema sinodal: «‘La Iglesia católica en Oriente Medio: comunión y testimonio: ‘La multitud de los creyentes tenía un solo corazón y una sola alma’. (Hch 4,32)»
Benedicto XVI ha anunciado la celebración de la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para Oriente Medio, convocada por él mismo, para el próximo año, según ha difundido Radio Vaticano. Recibiendo en un encuentro informal – a última hora de esta mañana, en el Palacio Apostólico de Castelgandolfo – a siete Patriarcas católicos orientales – «para escuchar las problemáticas que tanto les preocupan» – y con quienes ha almorzado, el Papa ha querido asegurar una vez más a estos Venerados Hermanos su cercanía constante en su pensamiento y oración: «No olvido, en particular, el llamamiento de paz que habéis confiado en mis manos, al final de la Asamblea del Sínodo de los Obispos de octubre pasado. Y hablando de paz, el pensamiento va, en primer lugar, a las regiones de Oriente Medio. Por lo tanto, aprovecho esta ocasión para anunciar la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para Oriente Medio, que convoco y que tendrá lugar del 10 al 24 de octubre de 2010, sobre el tema ‘la Iglesia católica en Oriente Medio: comunión y testimonio: ‘La multitud de los creyentes tenía un solo corazón y una sola alma’. (Hch 4,32)».
Con un abrazo fraterno de paz y dirigiéndose al patriarca maronita, Nasrallah Boutros Sfeir; al armenio católico, Bédros XIX; al siro-católico, Ignace Yossef III Younane; al melkita, Gregorio III; al caldeo, Emmanuel Delly; al patriarca latino de Jerusalén, Fouad Twal y al copto Antonio Nagib, Benedicto XVI ha destacado la presencia del cardenal Secretario de Estado, Tarcisio Bertone y del cardenal Leonardo Sandri, prefecto de la Congregación para la Iglesias Orientales.
Invitando a «dar gracias a Dios por este encuentro, que permite escuchar la voz de las Iglesias que estos pastores sirven con admirable abnegación y reforzar los vínculos de comunión con la Sede Apostólica», el Papa ha evocado otro encuentro, al comenzar su pontificado, en la basílica de San Pedro, en el Vaticano. Cuando quiso emprender una peregrinación ideal al corazón del Oriente cristiano: «Peregrinación que hoy conoce otra significativa etapa y que tengo la intención de proseguir. En diversas circunstancias vosotros habéis solicitado un contacto más frecuente con el Obispo de Roma para fortalecer firmemente la comunión de vuestras Iglesias con el Sucesor de Pedro y examinar juntos eventuales temáticas de particular importancia. Propuesta ésta renovada también en la última Plenaria del Dicasterio para las Iglesias Orientales y en las Asambleas Generales del Sínodo de los Obispos».
También una vez más, Benedicto XVI ha reiterado que percibe como su principal deber «promover aquella ‘sinodalidad’ tan querida en la eclesiología oriental y saludada con aprecio por el Concilio Ecuménico Vaticano II. Luego, señalando que «el horizonte ecuménico está a menudo enlazado con el interreligioso, el Papa ha enfatizado que «en estos dos ámbitos toda la Iglesia necesita de la experiencia de convivencia» que las Iglesias de Oriente Medio han madurado desde el primer milenio cristiano.
Las consideraciones de los Patriarcas católicos orientales están presentadas en una nota que han llevado al Santo Padre y se refieren a la presencia de sus Iglesias en la Iglesia universal, así como a otros temas eclesiológicos. En particular al crecimiento del fundamentalismo en Oriente Medio y la inquietud de los cristianos; a la importancia del diálogo entre musulmanes y cristianos; al estatuto del Patriarca católico oriental en la Iglesia universal y a la jurisdicción eclesiástica en Kuwait y en los países del Golfo.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).