Mons. José Sánchez escribe a los jóvenes proponiéndoles el gran ejemplo del Hermano Rafael

HRafael
El Hermano Rafael, modelo para los jóvenes de hoy
Queridos jóvenes:
La próxima celebración de la canonización del Beato Hermano Rafael Arnáiz, el próximo 11 de octubre, en Roma, me brinda la ocasión de presentaros a los jóvenes de nuestra diócesis a este joven español del pasado siglo como modelo de vida.
Es un santo de nuestro tiempo. Nació en Burgos el 9 de abril de 1911. En él llama la atención, sobre todo, su “normalidad”, por lo mismo, obviamente, con sus defectos. Esta normalidad se manifestaba en su sencillez, su inteligencia, su simpatía, su alegría, su jovialidad, su buen humor, su amor a la familia, su sentido solidario, su profundidad…Todo ello unido a una profunda espiritualidad, cultivada en la vida ordinaria, como niño, como adolescente, como joven… Primero en la familia, después como estudiante en Colegio e Instituto, en Burgos y en Oviedo, y en la Escuela de Arquitectura de Madrid. Finalmente, como novicio y como monje cisterciense en la Trapa de San Isidro de Dueñas, en Palencia. Probado por la enfermedad, sobre todo por la diabetes, que le obligó a abandonar por tres veces la Trapa y otras tres veces a ingresar, para morir ejemplarmente, con 27 años, el 26 de abril de 1938
Es evidente que se puede proponer a los jóvenes de hoy al Beato, pronto Santo, Rafael Arnáiz como modelo. Porque encarna ejemplarmente los genuinos valores del Evangelio, porque los vivió de una manera sencilla y auténtica, porque pertenece a nuestra cultura y es de nuestro tiempo y porque vivió, en muchos aspectos, salvando la distancia de menos de un siglo, una situación parecida a la que vivís hoy muchos jóvenes.
Tengamos en cuenta la situación cultural, política y religiosa de España, en los años treinta del siglo pasado, con un ambiente materialista y anticlerical, con grupos y partidos políticos enfrentados e irreconciliables, situación que condujo a la persecución religiosa y a la catástrofe de la Guerra Civil. Si hoy muchos jóvenes manifestáis lo difícil que os resulta ir contra corriente, manteneros fieles como cristianos y manifestaros públicamente como tales, no lo tendría más fácil un estudiante de arquitectura, viviendo en una pensión, en Madrid, en los años treinta del siglo pasado
El 16 de enero de 1934 Rafael ingresa en la Trapa de San Isidro de Dueñas, no precisamente huyendo del mundo, sino como maduración de un proceso de búsqueda de Dios, de cultivo del espíritu y de los valores trascendentes y como respuesta amorosa e incondicional a la llamada divina (Juan Pablo II, 1992).
Quienes lo conocieron personalmente y sus biógrafos destacan en él su tensión permanente en la búsqueda del rostro de Dios, su vida centrada en Jesucristo, especialmente en la Eucaristía y en la Cruz, su desprendimiento de las demás cosas y de sí mismo. Él mismo nos dejó escrito; “Con Jesús a mi lado lo puedo todo”. “Sólo Jesús llena el corazón y el alma”. “No me importa si quieres que muera contigo en una cruz” Destacan también en él su amor a la Iglesia, su entrañable devoción a la Virgen María, su preocupación por los demás, por los de cerca, como su familia y por los de lejos, como las Misiones, su amor al silencio, a la oración y a la celebración litúrgica, su aceptación de la cruz con la que fue seriamente probado, la alegría como constante de su vida.
Todo ello lo vivió el Hermano Rafael desde su entrega a Dios por encima de todo y en fidelidad, en la vida sacramental, en la devoción a la Virgen María, en la oración y en el silencio, en el amor a la Iglesia, en la vida ordenada, en su compromiso por los demás, en su pertenencia al grupo, primero en la familia, después en las asociaciones católicas, al final, en su comunidad monástica trapense.
He aquí un magnífico modelo de vida cristiana actual para todos, especialmente para los jóvenes.

Os saluda y bendice,

José Sánchez González
Obispo de Sigüenza-Guadalajara

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).