Benedicto XVI a los obispos de Brasil: “El anuncio del Evangelio es indispensable para un verdadero desarrollo humano integral”

papaobispos
El Papa Benedicto XVI dirigió ayer una alocución a un grupo de prelados de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, de visita Ad Límina en Roma, según ha difundido el VIS.
En su discurso el Papa recordó en primer lugar su visita a Brasil en 2007 para inaugurar la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe en Aparecida, donde experimentó «el cariño del pueblo brasileño por el Sucesor de Pedro».
Después, abordando los retos y preocupaciones que le habían relatado los obispos, observó que «causan impresión las distancias, que junto con vuestros sacerdotes y demás responsables de la misión, tenéis que recorrer para servir a vuestros respectivos fieles, muchos de los cuales tienen que afrontar problemas propios de una urbanización relativamente reciente donde el Estado no siempre consigue ser un instrumento de promoción de justicia y del bien común».
“Durante nuestros coloquios de estos días, surgieron algunos desafíos y problemas que enfrentan, tal como el arzobispo de Campo Grande lo refería al inicio de este encuentro. Impresionan las distancias que ustedes mismos, junto con sus sacerdotes y demás agentes misioneros, tienen que recorrer para servir e animar pastoralmente a sus respectivos fieles, muchos de los cuales padecen los problemas propios de una urbanización relativamente reciente, donde el Estado no siempre logra ser un instrumento de promoción de la justicia y del bien común”.
Por esta razón, el Obispo de Roma les pidió que no se desanimen. Sino que recuerden, que el anuncio del Evangelio y la adhesión a los valores cristianos -tal como el mismo Papa lo afirma en el número 4 de su reciente encíclica Caritas in Veritate- “no es sólo un elemento útil, sino indispensable para la construcción de una buena sociedad y un verdadero desarrollo humano integral” (n. 4).
Hablando después de la escasez de sacerdotes en Brasil, donde «la mies es mucha» recordó a los obispos que parte de la solicitud pastoral de su ministerio es la «generación de nuevos pastores», porque «aunque Dios sea el único capaz de sembrar en el corazón humano la llamada al servicio pastoral de su pueblo, todos los miembros de la Iglesia deberían interrogarse sobre la urgencia de esa causa y el compromiso personal con que la sienten y viven».
Benedicto XVI dijo a los obispos que en la sociedad actual, donde «tantas personas parecen querer vivir todo en un minuto, otros se abandonan al tedio y a la inercia o a violencias de todo tipo», en realidad, «esas vidas desesperadas están a la búsqueda de una esperanza, como demuestra la difusa y a veces confusa exigencia de espiritualidad y de una renovada busca de puntos de referencia para retomar el camino de la vida».
El Papa dijo que en los decenios posteriores al Concilio Vaticano II se «cayó en una auto-secularización de muchas comunidades cristianas. (…) Actualmente existe una nueva generación ya nacida en este ambiente eclesial secularizado que, en vez de mostrar apertura y consenso, ve en la sociedad un foso de diferencias y contraposiciones al Magisterio de la Iglesia, sobre todo en campo ético, que es cada vez más profundo. En este desierto de Dios, la nueva generación siente una gran sed de trascendencia».
Los jóvenes actuales «necesitan -subrayó- encontrar formadores que sean verdaderos hombres de Dios, sacerdotes totalmente dedicados a la formación, que den testimonio del don de sí a la Iglesia, a través del celibato y de la vida austera, según el modelo de Cristo Buen Pastor. De este modo, los jóvenes aprenderán a ser sensibles al encuentro con el Señor, mediante la participación diaria en la Eucaristía, amando el silencio y la oración, procurando en primer lugar la gloria de Dios y la salvación de las almas».
El Santo Padre concluyó pidiendo a los obispos que desarrollaran las reflexiones sobre el tema de la formación de los seminaristas y de los presbíteros «en fidelidad a las normas universales de la Iglesia», que fueron objeto de la asamblea plenaria en abril pasado.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40702 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).