Benedicto XVI expresa su cercanía y solidaridad para con las víctimas del tifón en Asia

papacastel4
Benedicto XVI ha reanudado ayer mañana, según ha informado Radio Vaticano, la tradicional audiencia general de los miércoles, con los fieles y peregrinos reunidos en el patio interior del Palacio Apostólico de Castel Gandolfo, donde el Santo Padre transcurre el resto del verano. Al final de este encuentro multitudinario, el Papa manifestó su cercanía espiritual a las poblaciones de Extremo Oriente, afectadas por un tifón y por el terremoto en Japón.
“Mi pensamiento se dirige –ha dicho el Papa- a las numerosas poblaciones que en días pasados se han visto afectadas por la violencia de un tifón en Filipinas, en Taiwán, en algunas provincias sudorientales de la República Popular China y en Japón, país este último, probado también por un fuerte terremoto. Deseo manifestar mi cercanía espiritual a cuantos se encuentran en condiciones de grave necesidad e invito a todos a rezar por ellos y por cuantos han perdido la vida. Espero que no falten el alivio de la solidaridad y la ayuda de los socorros materiales”.
A la audiencia de ayer del Papa, la 24ª del año en curso, asistieron unos 4.000 fieles, de los cuales numerosos romanos, además de peregrinos procedentes de Australia, Estados Unidos, y de diversos países europeos, entre los cuales Malta, Suiza, Polonia y Lituania. En su catequesis, el Papa ha recordado que Dios no actúa contra nuestra voluntad. Y en vísperas de la fiesta de la Asunción ha indicado a la Santísima Virgen como modelo de los sacerdotes, por el “sí” con que ella respondió al ángel.
En este sentido, ha explicado que la Anunciación nos muestra que Dios se hace dependiente de su criatura y que, como ha escrito san Bernardo, se pude decir que “espera con ansiedad lo que dirá su criatura”. De este modo, ha añadido el Papa, “María está real y profundamente implicada en la Redención y en nuestra salvación». Al respecto Benedicto XVI también ha recordado la enseñanza propuesta sobre este tema por san Juan María Vianney, en cuya figura se inspira el Año Sacerdotal que estamos celebrando desde el pasado mes de junio.
Y al saludar en diferentes lenguas, éstas fueron las palabras del Papa a todos los peregrinos de nuestra lengua: “Queridos peregrinos de lengua española. Agradezco vuestra visita y os saludo muy cordialmente, en particular a los jóvenes de la Comunidad Misionera de Villaregia, venidos de Perú y México. Pido al Señor que la estancia en la sede de Pedro sea una ocasión para alentar el compromiso de ser verdaderos testigos del Evangelio en el mundo de hoy, como lo fueron los primeros Apóstoles que nos transmitieron con su palabra y su ejemplo de vida el mensaje salvador de Jesucristo”.
El Pontífice también se ha dirigido a los fieles polacos, de modo particular, a los jóvenes del movimiento “Luz y Vida” que siguen en Roma un curso de ejercicios espirituales. Al respecto, el Papa ha recordado que nacieron por invitación del Siervo de Dios Juan Pablo II. Y ha formulado votos para que el tema de este año los consolide en su carisma. Mientras ha pedido a todos los fieles polacos que imploren las gracias de las que sus pastores tienen necesidad por la intercesión de la Madre de los sacerdotes, en este Año Sacerdotal.
Hablando en italiano, el Pontífice ha dirigido su saludo cordial a las Hijas de la Virgen del Amor Divino y, como es costumbre, a los jóvenes, enfermos y recién casados que asistieron a esta audiencia. A todos ellos les ha recordado que ayer hemos celebrado la memoria de santa Clara de Asís, “que ha sabido vivir con valor y generosidad su adhesión a Cristo”. Por esta razón, el Papa ha solicitado, especialmente a los jóvenes, que imiten su ejemplo para que puedan, como ella, responder fielmente a la llamada del Señor. A la vez que ha animado a los queridos enfermos a unirse a los sufrimientos de Jesús al llevar, con fe, su cruz. Y a los recién casados les ha pidido que sean en su familia apóstoles del Evangelio del amor.
El próximo sábado, 15 de agosto, solemnidad de la Asunción de Nuestra Señora, Benedicto XVI celebrará la Santa Misa a las 8 de la mañana en la Iglesia parroquial de Santo Tomás de Villanueva, de la pequeña ciudad de Castelgandolfo. Y a mediodía el Papa dirigirá la oración mariana del Ángelus desde el patio del palacio Apostólico para los fieles que allí se congregarán. También al día siguiente, domingo 16, el Pontífice se reunirá nuevamente con los fieles y peregrinos que deseen rezar el ángelus dominical desde esta pequeña ciudad de la región italiana del Lazio.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39286 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).