El sacerdote es instrumento de salvación si se encomienda a Dios

Se esperaba con entusiasmo la cita con el Ángelus de este domingo 26 de julio en Les Combres, la localidad en la que Benedicto XVI se encuentra en este periodo de vacaciones.

El obispo de Aosta, monseñor Giuseppe Anfossi, tras haber celebrado a las 10:30 la Santa Misa, ha saludado al Santo Padre dándole la bienvenida en nombre de la diócesis de Aosta y de todos aquellos que han acudido desde lejos para no faltar a esta cita con el Papa, agradeciéndole además la visita del pasado viernes a la catedral de Aosta, donde el Santo Padre presidió la celebración de las Vísperas.

Antes de recitar la oración mariana, el Papa ha analizado un pasaje del Evangelio de san Juan de la liturgia de hoy, en el que se narra el milagro de los panes y los peces. “En este Año Sacerdotal, especialmente nosotros los sacerdotes –ha dicho el Papa-, podemos reflejarnos en este texto de san Juan:

“Leyendo la historia del anónimo joven que tenía cinco panes y dos peces, también para nosotros es sencillo decir: ¿pero qué hago con esto para una multitud tan grande? En otras palabras: ¿quién soy yo? ¿Cómo puedo, con mis límites, ayudar a Jesús en su misión? Y la respuesta la da el Señor: poniendo en sus manos ‘santas y venerables’ lo poco que somos, los sacerdotes nos volvemos instrumentos de salvación para muchos, para todos”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37480 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).