El Papa: “el verdadero poder es la misericordia y el perdón”

“Cristo sufrió para salvar al mundo porque existe un océano de mal, de odio y de injusticia, y las muchas víctimas de este mal tienen derecho a un río de bondad, verdad y amor más grande que las injusticias”. Es el corazón de la homilía improvisada de Benedicto XVI el viernes por la tarde en la catedral de Aosta, durante la celebración de las vísperas.

Ante 400 personas, entre sacerdotes, religiosos y laicos de la diócesis de Aosta, el Papa comentó la oración conclusiva de las vísperas, recordando que en su última encíclica “Caritas in veritate”, ha querido demostrar la prioridad de Dios en la vida personal de los hombres y en la historia. Sin embargo, la omnipotencia de Dios no va contra nuestra libertad, verdad y amor, porque Dios mismo es libertad, verdad y amor. Su poder no es ni económico, ni militar, ha explicado el Pontífice, sino misericordia y perdón, y su ápice “es la capacidad de sufrir con nosotros y por nosotros”. Su capacidad de perdón no es ignorar sino transformar el mundo, concluyó el Papa, y Cristo nos pide a todos ser sacerdotes para ayudarle en esta transformación.

Saludando a los fieles que le esperaban en el atrio de la catedral, Benedicto XVI les deseó a todos unas felices vacaciones “sin accidentes”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39286 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).