El Hierro: Mons. Bernardo Álvarez presidió la celebración de la Virgen de los Reyes

bernardo_alvarez1
El Hierro celebró este domingo con devoción y alegría la llamada Fiesta Real en honor de la Virgen de Los Reyes. Se designa con este nombre a la celebración que rinden los devotos de la isla del meridiano a su patrona al concluir el Novenario de cada Bajada.
Sobre las once el templo estaba abarrotado de fieles. A esa hora se iniciaba la Eucaristía presidida por el Obispo Nivariense, Bernardo Álvarez, a quien acompañaban sus vicarios generales, el clero insular, junto a los miembros de la Fundación Virgen de Los Reyes.
En la celebración participaron el alcalde de Valverde, Agustín Padrón y la Corporación municipal. También estaban presentes el presidente del Gobierno de Canarias, el del Parlamento autonómico, el presidente del Cabildo y los otros dos alcaldes de los municipios herreños, además de la Directora Insular de la Administración General del Estado y los presidentes o presidentas de los otros cabildos insulares, a excepción de Tenerife, Senador, diputados autonómicos, consejeros, etc.
El Obispo, que impartió la bendición papal al final de la Misa, señaló – en el transcurso de su homilía – que “la Virgen María de Los Reyes nos acoge a todos, ella es el hogar de todos los herreños, ante su imagen nos sentimos escuchados y consolados; ante ella recuperamos nuestras fuerzas; ante ella nuestro corazón encuentra la alegría y la paz que ha traído Jesús. Ante nuestras angustias y necesidades, indicó el Prelado, sentimos en nuestro corazón que la Madre nos dice aquellas palabras que le dirigió, en México, al indio Juan Diego:
«Hijo mío el más querido: No es nada lo que te espantó, te afligió; que no se altere tu rostro, tu corazón. Por favor no temas esta enfermedad, ni en ningún modo a alguna otra enfermedad o dolor entristecedor. ¿Acaso no estoy yo aquí, yo que tengo el honor de ser tu madre? ¿Acaso no estás bajo mi sombra, bajo mi amparo? ¿Acaso no soy yo la fuente de tu alegría? ¿Qué no estás en mi regazo, en el cruce de mis brazos? ¿Por ventura aun tienes necesidad de alguna otra cosa?»
¡Qué palabras tan sentidas, tan profundas y tan maternales! – prosiguió Álvarez- ¿Cómo no amar a esta Madre común, que con tanto cariño nos trata? Ante un amor tan grande, de nuevo la Iglesia de Dios que peregrina en El Hierro, como cada cuatro años se hace presente en esta iglesia matriz de Valverde para celebrar la “Fiesta Real”, para hacer su ofrenda de amor y gratitud a nuestra bendita Madre Amada, la Virgen María de Los Reyes.
El Obispo finalizó su homilía con una oración dirigida a la Virgen en la que pidió por todas y todos y que finalizó afirmando: “¡Santa María de los Reyes, Reina de Reyes y Reina de El Hierro! Virgen María de los Reyes, nuestra Madre Amada: A ti encomendamos nuestra vida, con sus alegrías y esperanzas, con sus dolores y tristezas; a ti encomendamos a todos los herreños, a los que viven en la isla y a los que está fuera de ella; en ti confiamos y por eso, una vez más te saludamos con amor y alegría: «Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve… Vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos».
Tras la Misa la imagen de la Virgen, que lucía su traje azul y su corona de fiesta, salía en procesión por las calles de costumbre acompañada de los santos patronos, a excepción de s. Pedro, devotos y bailarines. A su retorno en la plaza de la iglesia se pronunciaron algunas loas en su honor para tornar, de nuevo, al templo matriz donde permanecerá durante las próximas jornadas en la que irán sucediéndose distintos actos religiosos.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37471 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).