El cardenal Rouco reafirma en los Cursos de Verano de Aranjuez el valor de la Ley Natural

roucovarela
El arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, cardenal Antonio María Rouco Varela, pronunció ayer, según ha informado Análisis Digital, una conferencia en los cursos de verano de Aranjuez titulada “Ley natural y crítica del derecho positivo” en la que reafirmor el valor de la Ley Natural y planteó que aunque “en teoría”, se acepte la Carta Internacional de Derechos Humanos de 1948, “otra cosa es la práctica”, y cuestionó “la autenticidad de esta teoría y la voluntad de llevarla a cabo”. Consideró, además, que “quién decide quién tiene derecho a la vida” es una cuestión “que no estaba abierta en 1948”
Como experto canonista, el cardenal Rouco hizo una magistral exposición y comenzó precisando el significado de los términos de derecho positivo y ley natural. A este propósito, recordó que “la ley natural afecta al campo de la vida y acción del hombre” y el derecho positivo a las normas derivadas de la autoridad del Estado y realidades supraestatales que se aplican para regular la vida del hombre.
El cardenal se preguntó si la ley natural “sirve como instancia crítica decisiva de la ley positiva o del conjunto normativo del sistema”, entendiendo por crítica el “juicio intelectual que implica la valoración en la categoría de la verdad”, y manifestó que “es inseparable de la obligación moral con las normas publicas del Estado”.
En este punto, señaló que se incluye la objeción de conciencia y la interpretación de las normas del derecho positivo. Según destacó, se repite “una historia de conflictos entre ley y conciencia humana en el estado moderno”. “Hoy –dijo- atraviesa un momento de especial problemática con repercusión en la vida internacional”.
El cardenal Rouco se refirió a la encíclica “Caritas in veritate”, donde el Santo Padre invita a “hacer de la humanidad una familia”. “No sólo –agregó- definirla en su realidad primera y fundamental sino en un tono ético y humano”.
También, apuntó que la versión más actual de este problema es la contraposición de soberanía del Parlamento como instancia última de la norma q rige la vida social de las personas.

¿Es siempre bueno lo que dice la mayoría?
Con pinceladas históricas, destacó que, a su juicio, “es imprescindible el recurso teológico a Dios a una vinculación moral cuyo principio y base es la naturaleza”.
Dijo también que al ceder o aceptar un juicio personal sobre la organización y fundamento del Estado al juicio de la mayoría, no tiene por qué aceptarse pues “¿es siempre bueno lo que dice la mayoría?” “Si están en juego los derechos fundamentales de la persona humana, es evidente que no”.
De hecho, “la negación de los derechos fundamentales nos fuerza a una reflexión profunda: el Estado se debe constituir sobre principios prepolíticos y positivos que legitiman la Constitución, el Estado y la sociedad”. “Si la mayoría dice que es legítimo negar el derecho a la vida, ¿hay que aceptar ese juicio?” “Sería –dijo- inaceptable”.
Para el cardenal, “la aceptación previa de los derechos humanos es obvia, por lo menos en la teoría”. “Otra cosa es la práctica en torno a algunos derechos cuya suerte cuestionan lo que parece que se acepta pues ¿quién tiene derecho a la vida?¿Lo decide el poder?”. “Esta cuestión –añadió- no estaba abierta en 1948″.
Afirmó, además, que los derechos humanos van “más allá de los poderes políticos y la dignidad de la persona humana y del hombre” y que “dar la espalda a esta tarea del Estado hace que falle en sus fundamentos y su primer deber”.
Finalmente, abogó por el “reconocimiento de la autoridad de Dios”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37347 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).