“Bienvenido, bienvenida ¡y felices vacaciones!”, carta del obispo de Girona

mn_pardo
Habéis escogido lugares de esta diócesis de Girona para pasar unos días de vacaciones. Unos siguiendo una tradición familiar, otros porque tenéis aquí una segunda residencia, o porque os gusta la playa -este año, celebramos el centenario de la Costa Brava- o quizás la montaña, las visitas culturales, por el trato recibido, por las condiciones… Sea como fuere, os disponéis a vivir intensamente unas jornadas de descanso entre nosotros.
Al pisar esta tierra habéis contemplado pueblos y ciudades muy distintos, pero en casi todos destaca el campanario, enraizado en la tierra y señalando al cielo, signo inequívoco de una Iglesia que convoca al grupo de discípulos de Jesús que, confiando en su Palabra y contando con su presencia y sus dones, tenemos como misión acoger, vivir, celebrar y ofrecer a todo el mundo la “Salvación” por medio de palabras y obras.

Os escribo como obispo de estos discípulos de Jesús que viven a lo largo y ancho de nuestra geografía.
No sé si tu, que lees estas letras, eres católico o no. Ignoro si crees en Cristo o si has recibido una tradición religiosa distinta y te identificas con ella. También ignoro si has apartado a Dios de tu vida, pasas de Él o lo buscas. En cualquier caso, sé que eres un hijo o una hija de Dios, muy querido. Seas o no consciente de ello, no deja de amarte aunque tu le hayas olvidado, le hayas dejado de lado o no quieras saber nada de Él. En Jesús, nuestro Dios se nos ha mostrado como un mendigo de nuestro amor, para que no lo rechacemos; como un crucificado que da la vida por ti y por todos, para que la muerte no tenga la última palabra. Se ha mostrado como un esclavo, que se arrodilla a tus pies para purificarte, porque se ha hecho servidor tuyo, y para que de este modo aprendamos a servirnos unos a otros.
También sé que Dios te ha hablado y te habla. Quizás le has oído leyendo y meditando la Sagrada Escritura (la Biblia) o rezando a partir de ella, especialmente escuchando a Jesús en contacto con los evangelios y los textos de les primeros discípulos en los demás libros del Nuevo Testamento.
Ahora, durante estos días, te seguirá hablando por medio de la primera carta de amor que Él ha escrito a toda la humanidad: la maravilla de la creación. Cundo contemples el mar, la costa, las noches cuajadas de estrellas, el ocaso, las montañas y los llanos; cuando te dejes acariciar por la suavidad de las olas y por el hermano Sol con su fuerza. Al contemplar los animales y, sobre todo, a tus semejantes, hombres y mujeres, ojalá descubras la primera manifestación de Dios, un signo perenne de su amor.

También estoy convencido que no descansarás, no hallarás paz y serenidad, y no saborearás estos días, si ignoras a los demás, a tus familiares y amigos y a las personas que están a tu servicio. Piensa también en todas ellas y dedícales tiempo, diálogo, atenciones y una sonrisa agradecida.
Respeta la naturaleza, el mobiliario urbano, intenta dejarlo todo mejor de cómo lo has hallado. Y, por encima de todo, respeta en toda persona su dignidad y su derecho al descanso.
Finalmente, si eres católico has de saber que las puertas de las parroquias de pueblos y ciudades permanecen abiertas y en actitud acogedora par recibir a los hermanos que deseen participar en las celebraciones de la fe, especialmente en la Eucaristía dominical.
Descansa de las tareas y preocupaciones cotidianas, pero no de rezar, celebrar la fe y amar.
Gracias por haber escogido estos lugares de nuestra diócesis de Girona para las vacaciones.
Deseo que tengas unos días de plena felicidad y cuenta con mi plegaria, mi afecto y mi bendición.

+ Francesc Pardo Artigas
Obispo de Girona

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37427 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).