Mons. José Sánchez: «Las 2.181 personas fallecidas en 2008 en accidentes de Tráfico no puede dejarnos indiferentes»

accidentetrafico
Ante la Jornada de responsabilidad en el tráfico que se celebra el próximo domingo»

Al comenzar, con el mes de julio, para muchos, las vacaciones estivales y aumentar por ello el tráfico por carretera y por las calles de ciudades y pueblos, los Obispos de la Comisión Episcopal de Migración, con el lema elegido para la Jornada de responsabilidad en el tráfico, en este domingo primero de julio, “Da color a tu vida”: Cuidado con los puntos negros, invitamos a los católicos y a todas las personas de buena voluntad a una serena reflexión y a actuar juntos en este importante escenario de la movilidad.

La movilidad y la circulación de personas y bienes constituyen uno de los fenómenos propios de nuestro tiempo y de nuestro mundo. Somos personas en movimiento, que nos desplazamos con facilidad y con frecuencia, unas veces por razones de trabajo o por otra necesidad, otras, sencillamente, por descansar, por afán cultural, por fomentar y cultivar las relaciones, por diversión…

Lo que constituye, sin duda, un avance en la ciencia y en la técnica, como es el desarrollo de los modernos medios de transporte y de desplazamiento, se ha convertido, al mismo tiempo, en una de las causas más frecuentes y graves de daños, a veces irreparables, para la salud y para la vida propia y ajena; además de las graves consecuencias que de ello se originan para los bienes propios y ajenos y para las instituciones públicas.

Aunque, gracias a Dios, desde hace nueve años hasta ahora, en España se ha reducido el número de personas muertas en accidente de circulación casi a la mitad, el número de 2.181 personas fallecidas en 2008 no puede dejarnos indiferentes. Además de otras consecuencias, como el elevado número de heridos graves, familiares que pierden a sus seres queridos y otras desgracias.

En el mundo, cada año, aproximadamente 1,2 millones de personas pierden la vida en accidentes de tráfico, casi la tercera parte son jóvenes menores de 25 años. En los países de ingresos bajos y medios, las personas que con mayor frecuencia se ven involucradas en accidentes de tráfico son peatones, ciclistas, motociclistas y pasajeros, mientras que en los países de altos ingresos las víctimas son mayoritariamente conductores de automóviles.

Existen en carreteras y calles los que se denominan “puntos negros”. Corresponde a la autoridad señalarlos y corregirlos, y a los usuarios de la vía, conocer y actuar en consecuencia. Pero hay, además, otros “puntos negros” que cada uno debemos evitar, como son, entre otros, el uso, mientras se conduce, del teléfono móvil, el alcohol, el exceso de velocidad, la irresponsabilidad en el mantenimiento y puesta a punto del vehículo, el consumo de estupefacientes, etc.

Necesitamos todos un cambio de mentalidad para concebir las posibilidades de desplazarnos, no tanto como un campo de dominio para nuestros intereses particulares, sino como una posibilidad de encontrarnos, de relacionarnos con los demás, de servir, de ayudar…

Nuestra fe y nuestra responsabilidad como personas y como cristianos, que no podemos dejar aparcadas en casa cuando salimos a la calle o a la carretera, nos ayudarán a ver a los demás como hermanos y a considerar todos los factores que entran en la movilidad – calles, carreteras, vehículos, paisajes, comidas, bebidas, locales…- como medios que Dios pone en nuestras manos para su mayor gloria, para el servicio a los demás y para su correcto uso. Tengamos siempre presente al Señor, que recorría las ciudades y aldeas proclamando el Evangelio y curando «todas las enfermedades y dolencias» (Cf. Mt 9,35).

Os saluda y bendice vuestro Obispo,
+ José Sánchez González
Obispo de Sigüenza-Guadalajara

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39185 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).