Benedicto XVI impondrá el día 29 el palio de metropolitanos a los arzobispos Mons. Carlos Osoro, de Valencia, y Mons. Braulio Rodríguez, de Toledo

papapalio
El próximo lunes 29 de junio, Solemnidad de los Santos Apóstoles, Pedro y Pablo, Benedicto XVI presidirá, a las 9.30 de la mañana, en la basílica Vaticana, la concelebración de la Eucaristía con 34 arzobispos metropolitanos, a los cuales impondrá el sagrado Palio ante la Confesión del Apóstol Pedro, según informa Radio Vaticano.
Los arzobispos que lo recibirán son treinta y cuatro, entre los cuales:
– tres de México: Mons. Domingo Díaz Martínez, arzobispo de Tulancingo, Mons. Víctor Sánchez Espinosa, arzobispo de Puebla de Los Ángeles y Mons. Carlos Aguiar Retes, arzobispo de Tlalnepantla.
– dos arzobispos de España: Mons. Carlos Osoro Sierra; de Valencia y Mons. Braulio Rodríguez Plaza, de Toledo.
– uno respectivamente de Colombia, Mons. Ismael Rueda Sierra, arzobispo de Bucaramanga; Venezuela, Mons. Manuel Felipe Díaz Sánchez, arzobispo de Calabozo y El Salvador, Mons. José Luis Escobar Alas, arzobispo de San Salvador.
– cuatro de Brasil: Mons. Sérgio da Rocha, arzobispo de Teresina; Mons. Maurício Grotto de Camargo, arzobispo de Botucatu; Mons. Gil Antônio Moreira, arzobispo de Juiz de Fora y Mons. Orani João Tempesta, arzobispo de San Sebastián de Río de Janeiro.
– cinco de Estados Unidos de América: Mons. Allen Henry Vigneron, arzobispo de Detroit; Mons. Thimoty Michael Dolan, arzobispo de Nueva York; Mons. Robert James Carlson, arzobispo de Saint Louis; Mons. George Joseph Lucas, , arzobispo de Omaha y Mons. Gregory Michael Aymond, , arzobispo de New Orleáns.
– dos de Canadá: Mons. Pierre-André Fournier, arzobispo de Rimouski, y Mons. Michael Miller, arzobispo de Vancouver.
– tres italianos: Mons. Giusepppe Betori, arzobispo de Florencia; Mons. Salvatore Pappalardo, arzobispo de Siracusa, y Mons. Domenico Umberto D’Ambrosio, arzobispo de Lecce.
Los demás arzobispos metropolitanos que, en la universalidad de la Iglesia, también recibirán el sagrado palio son: Mons. Ghaleb Moussa Abdalla Bader, arzobispo de Argel, en Argelia; Mieczysław Mokrzycki, arzobispo de Lvov de los Latinos en Ucrania; Joseph Aké Yapo, arzobispo de Gagnoa en Costa de Marfil; Paul Mandla Khumalo, arzobispo de Pretoria en Sudáfrica; Marcel Utembi Tapa, arzobispo de Kisangani en la República Democrática del Congo; Anicetus Nongso Antonius Sinaga, arzobispo de Medan en Indonesia; Philip Naameh, arzobispo de Tamale en Ghana; Andrzej Dzięga, arzobispo de Szczecin-Kamień en Polonia; Vincent Gerald Nichols, arzobispo de Westminster en Gran Bretaña; Philippe Ouédraogo, arzobispo de Ouagadougou en Burkina Faso; Francis Xavier Kriengsak Kovithavanij, arzobispo de Bangkok en Tailandia y Mons. Patabendige Don Albert Malcolm Ranjith, arzobispo de Colombo en Sri Lanka.
Recordamos que el palio es un ornamento del Papa y de los arzobispos metropolitanos. Tiene la forma de una faja circular que carga sobre los hombros y de la cual penden ante el pecho y en la espalda dos tiras rectangulares, todo de lana blanca, de la que se destacan seis cruces de bordadas en seda negra. Suele adornarse con tres clavos metálicos, que recuerdan los clavos de la Pasión.
Se supone que su origen se remonta a la imitación del omophorion griego, ornamento que desde principios del siglo V llevaban los obispos de Oriente como emblema de su dignidad y oficio pastoral, simbolizando la oveja que va sobre los hombros del Buen Pastor. En Occidente, en cambio, fue ornamento propio del Sumo Pontífice desde el siglo V. Originariamente, el palio consistía en una pieza de vestidura que se replegaba a manera de banda, pero a partir del siglo VI, tomó la forma de cinta, y desde el IX al X se le dio una forma casi idéntica a la actual, con las seis cruces negras a partir del siglo XV.
Recordamos asimismo que el palio se confecciona con la lana de los corderos que el Papa bendice en la fiesta de Santa Inés, el 21 de enero, en una capilla del Palacio Apostólico. El emblema de Santa Inés es un cordero, por la similitud de su nombre en latín “Agnes”, con la palabra cordero en latín “agnus”. En esa ocasión le presentan al Papa dos corderos adornados uno con flores blancas –que simboliza la virginidad de Santa Inés- y el otro con flores rojas –que simboliza su martirio-. Luego, los corderos son llevados a la Basílica de Santa Inés, en la Vía Nomentana de Roma, donde está enterrada la santa, y son criados por los padres trapenses de la Abadía de las Tres Fuentes. Posteriormente, los palios son confeccionados por las religiosas benedictinas de Santa Cecilia con la lana recién esquilada. Luego se los coloca en un cofre sobre la tumba de San Pedro en la Basílica Vaticana, y en la Misa de la fiesta de San Pedro y San Pablo, es decir el próximo 29 de junio, son bendecidos y entregados solemnemente por el Papa a los nuevos arzobispos nombrados durante el año.
Cuando el Papa no puede hacer personalmente la entrega del palio le corresponde al cardenal Protodiácono, el mismo que anuncia a la Ciudad y al Mundo la elección de un nuevo Papa. El Santo Padre, Benedicto XVI ha decidido usar un palio muy similar a los que se usaban antes del siglo X, con cinco cruces rojas que recuerdan las cinco llagas de Cristo.
En este contexto, el Consejo Pontificio para la promoción de la Unidad de los cristianos informa que este año, para la fiesta patronal de los santos apóstoles Pedro y Pablo, Su Santidad Bartolomé I, Patriarca Ecuménico, envía, como es ya una tradición, una delegación suya a Roma, tal como el Santo Padre envía la suya a el Fanar para la fiesta de San Andrés, hermano de Pedro, y protector de la Iglesia de Constantinopla.
Este intercambio de delegaciones entre Roma y Constantinopla tuvo inicio con la primera visita, como presidente del entonces Secretariado para la Unidad de los cristianos, del cardenal Johannes Willebrands en 1969. La delegación de este año está compuesta por Su Eminencia Emmanuel, metropolita de Francia, director de la Oficina de la Iglesia ortodoxa ante la Unión Europea; Su Excelencia Athenagoras, obispo de Sinope, asistente del Metropolita de Bélgica; y el reverendo diácono Ioakim Billis Fanar.
Esta delegación de Constantinopla participará en las Vísperas, que el próximo domingo 28 de junio presidirá el Santo Padre Benedicto XVI en la basílica papal de San Pablo Extramuros, dando inicio así a la jornada de conclusión del Año Paulino, que se ha celebrado por el bimilenario del nacimiento de San Pablo. El año pasado, recordamos, con ocasión de la apertura del Año Paulino, estuvo presente, en concomitancia con la fiesta de los Santos Pedro y Pablo, el mismo Patriarca Ecuménico Su Santidad Bartolomé I.
Al día siguiente, es decir el próximo lunes 29 de junio, fiesta de los santos Apóstoles Pedro y Pablo, la delegación procedente de Constantinopla asistirá a la celebración que presidirá el Santo Padre en la patriarcal Basílica de San Pedro. También será recibida en audiencia por Benedicto XVI y, durante su estancia en Roma, mantendrá conversaciones, como es habitual, con el Consejo pontificio para la promoción de la Unidad de los cristianos.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39187 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).