Una delegación de la diócesis de Córdoba asiste en Roma a la apertura del Año Sacerdotal

ano-sacerdotal1
Con motivo del 150 Aniversario de la muerte del Santo Cura de Ars, el pasado 19 de junio, Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, el Santo Padre inauguró en Roma el Año Sacerdotal con la celebración de unas
La Delegación para el Clero de la Diócesis organizó una peregrinación para asistir a este evento en la que participaron los dos vicarios generales, el Delegado del Clero, el Rector del Seminario, cuatro de los últimos sacerdotes ordenados el pasado mes de mayo y seis seminaristas. Allí se unieron los sacerdotes de la Diócesis que están realizando estudios o trabajan en la curia vaticana. Unas dos horas antes de las Vísperas, la Basílica Vaticana estaba ya repleta de sacerdotes, seminaristas, religiosos, religiosas y fieles laicos, que habían respondido a la llamada del Sumo Pontífice de orar por la santidad de todos los sacerdotes. Uno de los seminaristas de la Diócesis participó en la celebración litúrgica realizando una de las preces.
Al conmemorarse este año el 150 Aniversario de la muerte de San Juan María Vianney, patrón de todos los párrocos del mundo, las Vísperas comenzaron con un acto de veneración, por parte del Papa, de las reliquias de su corazón, que fueron trasladadas con este fin a la Basílica de San Pedro. En su homilía el Santo Padre nos recordó que “La Iglesia tiene necesidad de sacerdotes santos, de ministros que ayuden a los fieles a experimentar el amor misericordioso del Señor y sean sus testigos convencidos”, por eso insistió en la oración incesante por ellos, para sostenerlos en su debilidad, ya que “nada hace sufrir más a la Iglesia, Cuerpo de Cristo, que los pecados de sus pastores”. Los carteles que ha divulgado la Congregación para el Clero para promover el Año Sacerdotal en Roma tienen este lema: “Fidelidad de Cristo, fidelidad del sacerdote”.
De vuelta a Madrid de esta peregrinación, participaron también en la Renovación de la Consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús (1919-2009), que tuvo lugar en el Cerro de los Ángeles, en el contexto de una Eucaristía presidida por el Sr. Cardenal de Madrid, que también se refirió en su homilía al Año sacerdotal y a la oración de todos los fieles por la santidad sacerdotal.
También, los sacerdotes de Córdoba quisieron unirse como Diócesis al Santo Padre en ese día que proclamó el Año Sacerdotal, con un encuentro de oración, presidido por Manuel Mª Hinojosa Petit, Vicario Episcopal de la Ciudad, en la parroquia de El Salvador y Santo Domingo de Silos (Compañía).
Tras el rezo de la Hora Intermedia, Manuel Mª Hinojosa dirigió unas palabras a los sacerdotes manifestándoles que la razón y finalidad del Santo Padre al proponer este Año Sacerdotal es “favorecer esta tensión de los sacerdotes, decía, hacia la perfección espiritual, de la cual depende sobre todo la eficacia de su ministerio, y que se perciba cada vez más la importancia del papel y de la misión del sacerdote en la Iglesia y en la sociedad contemporánea”. Además, subrayó que todo este año sacerdotal “debe ser una ocasión para un período de intensa profundización de la identidad sacerdotal, de la teología sobre el sacerdocio católico y del sentido extraordinario de la vocación y de la misión de los sacerdotes en la Iglesia y en la sociedad”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39235 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).