El Papa afirma que el ser humano porta en el propio genoma la huella profunda de Dios-Amor

papabalcon
(RV). La Santísima Trinidad y el amor han sido los temas centrales de la reflexión dominical de Benedicto XVI, que en el Ángelus ha querido recordar a los fieles en la Plaza de san Pedro las tres solemnidades que la Iglesia conmemora después del tiempo pascual que ha culminado con la fiesta de Pentecostés.
La Santísima Trinidad, que celebramos hoy, ha sido el punto de partida del Papa quien ha recordado esta mañana las dos próximas solemnidades ya cercanas a nosotros. Tras la de hoy, el jueves tendrá lugar el Corpus Domini, que en muchos países se celebrará el domingo siguiente, y por último el viernes, con la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús.
En cuanto a la Santísima Trinidad en concreto, el Pontífice la ha conectado con el amor, porque son “tres personas que son un sólo Dios, porque el Padre es amor, el Hijo es amor, el Espíritu es amor”. De hecho Dios que es sólo amor purísimo, infinito y eterno “no vive en una espléndida soledad, sino que es fuente inagotable de vida que incesantemente se dona y se comunica. Lo podemos intuir tanto observando el macro universo: nuestra tierra, los planetas, las estrellas, las galaxias; como el micro universo: las células, los átomos, las partículas elementales.
“En todo lo que existe –ha añadido Benedicto XVI- está impreso el nombre de la Santísima Trinidad, porque todo proviene del amor y se mueve impulsado por el amor, naturalmente con los distintos grados de conciencia y de libertad”.
“El Amor: en él –dijo san Pablo en el Areópago de Atenas- vivimos, nos movemos y existimos (At 17,28). La prueba más decisiva de que estamos hechos a imagen de la Trinidad es esta: solo el amor nos hace felices, porque vivimos en relación a él, vivimos para amar y para ser amados. Usando una analogía sugerida por la biología, diremos que el ser humano porta en el propio genoma el trazo profundo de la Trinidad, de Dios-Amor”.
Tras el rezo del Ángelus el Santo Padre se ha dirigido a los fieles que han rezado con él la oración mariana en distintas lenguas. Este ha sido su saludo en español.

Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española presentes en esta oración mariana y a todos los que se unen a ella a través de la radio y la televisión. En esta solemnidad de la Santísima Trinidad, os invito a proclamar nuestra fe en Dios Padre, que ha enviado al mundo a su Hijo, Camino, Verdad y Vida, y al Espíritu de la santificación, para revelar a los hombres su inmenso amor y rescatarlos del pecado y de la muerte. Feliz domingo.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37405 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).