El Papa se encuentra con más de 7.000 niños de la Infancia Misionera

papaninosinfanciamisionera(RV). Con cánticos, coros de gospel, testimonios y videos sobre la vida de Jesús y el Apóstol de los gentiles ha comenzado esta mañana en el Aula Pablo VI el encuentro de más de 7 mil niños de la Santa Infancia misionera procedentes de todo el mundo con el Papa. Benedicto XVI ha mantenido un coloquio con tres de estos niños de la Obra de la Santa Infancia a quienes ha respondido satisfaciéndoles de su curiosidad.
“Verdaderamente jamás había pensado en ser Papa porque como ya he dicho he sido un muchacho bastante ingenuo, en un pequeño pueblo alejado de los centros neurálgicos en una provincia olvidada. Éramos felices de vivir en esta provincia y no pensar en otras cosas (…) y debo decir que todavía tengo dificultad para entender cómo el Señor haya podido pensar en mí, destinarme para este ministerio. Pero lo acepto de sus manos aunque sea algo sorprendente y que va mucho más allá de mis fuerzas. Pero el Señor me ayuda”.
Respondiendo a otra pregunta, el Papa ha recordado su infancia serena en un pueblecito de Baviera de 400 habitantes. “Entre niños -ha afirmado- nos ayudábamos y se vivía en un espíritu de comunión, reforzado por la común fe católica. Aprendimos juntos el catecismo -ha dicho- nos preparamos para recibir la Primera Comunión, y aquel fue un día espléndido. Sin embargo, ha reconocido el Papa no faltaban litigios. Un recuerdo que le ha servido al Santo Padre para ofrecer una reflexión válida para todos.
“Parece ser que alguna vez en la vida humana es inevitable pelear, pero es importante el arte de reconciliarse, el perdón, empezar de nuevo, no dejar amarguras en el alma”.
¿Pero cómo un niño puede ayudar al Papa a anunciar el Evangelio? A esa pregunta Benedicto XVI ha respondido animando a los muchachos, en primer lugar, a rezar, porque con la oración abrimos nuestro corazón a la acción de Jesús. Ha ofrecido también consejos prácticos sobre como trascurrir los momentos importantes del día con la oración.
“Es importante empezar el día con una oración y terminarlo también con una pequeña oración. Recordar a los padres la oración antes del almuerzo, de la cena y en la celebración común del domingo. Un domingo sin la misa, la gran oración común de la Iglesia no es un verdadero domingo, falta el corazón del domingo y también la luz para la semana”.
Rezar, pero también escuchar y compartir. El Papa ha subrayado cuán importante es desde pequeños vivir la solidaridad respecto a los más necesitados y también con quien no nos es particularmente simpático.
“Si vemos a otro que tiene necesidad, o tiene más carencias, debemos ayudarle y hacer así presente el amor de Dios sin grandilocuencia, en nuestro pequeño mundo personal, que también forma parte del gran mundo. Y de esta forma, juntos, nos convertimos en una familia, donde reina el recíproco respeto: aceptar al otro en su diversidad, aceptar incluso a los antipáticos, no dejar que se margine a nadie, sino ayudarle a inserirse en la comunidad”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39187 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).