El Papa visitará el próximo domingo la Abadía benedictina de Montecassino

ab_montecassino_br(RV).- La abadía de Montecassino espera con ilusión la visita pastoral de Benedicto XVI el próximo domingo. Uno de los momentos más importantes del viaje será la celebración de las vísperas en la abadía benedictina, con los abades y abadesas de todo el mundo. Un momento particular para subrayar cuan ligado está el Papa a la figura de san Benito de Nursia.
Benedicto no es sólo el nombre del Papa, sino que está profundamente arraigado en su corazón. Pocos días antes de ser elegido para la Cátedra de Pedro, Joseph Ratzinger estaba en el Monasterio de Santa Escolástica de Subiaco, donde pronuncia un discurso memorable sobre el valor permanente de la fe cristiana frente a los límites de la actual cultura racionalista. “Necesitamos hombres como Benito de Nursia – decía entonces el cardenal – quien en un momento de decadencia y disipación, consiguió fundar en Montecassino la ciudad sobre el monte y reunir las fuerzas sobre las que se formó un mundo nuevo. Necesitamos hombres como san Benito que con la mirada puesta constantemente en Dios, aprendan de él la verdadera humanidad”.
Tres semanas después, el 27 de abril en la Plaza de san Pedro el nuevo Pontífice celebra su primera audiencia general y se detiene sobre la elección del nombre de Benedicto, subrayando cuan venerado sea el Patriarca del monaquismo occidental en Baviera, su tierra natal.
“San Benito constituye un punto de referencia fundamental para la unidad de Europa y un enérgico llamamiento a las irrenunciables raíces cristianas de su cultura y su civilización”.
El Papa recuerda la recomendación de san Benito a los monjes de su Regla: “Que nada se anteponga a Cristo”. Un lema que el Pontífice asume al inicio de su Pontificado.
“Al inicio de mi servicio como sucesor de Pedro pido a San Benito que nos ayude a afirmar la centralidad de Cristo en nuestra existencia. Que siempre esté en nuestro pensamiento y en cualquiera de nuestras actividades”.
Del modelo benedictino, de su actualidad, el Papa habla al mundo de la cultura en el Colegio de los Benedictinos de Paris, en septiembre de 2008. Las raíces de la cultura europea, subrayaba, profundizan en el terreno fértil del monaquismo occidental. Buscando a Dios, los monjes fundaron una nueva civilización.
“Quaerere Deum, buscar a Dios y dejar que él te encuentre: era la reflexión del Papa que afirmaba que en la actualidad no era menos necesario que en tiempos pasados». La búsqueda de Dios y la disponibilidad a escucharle sigue siendo hoy el fundamento de una verdadera cultura. Y el 20 de septiembre de 2008 recibiendo a los abades benedictinos de todo el mundo, el Santo Padre exhortaba a anunciar el primado de Dios sin compromisos, especialmente en un mundo cada vez más desacralizado.
En este mismo sentido y en otro contexto distinto, el de la audiencia general del 9 de abril pasado, el Papa exhortaba a una Europa desorientada en busca de su propia identidad, a contemplar a san Benito y sus enseñanzas.
«Para crear una unidad nueva y duradera, son muy importantes los instrumentos políticos, económicos y jurídicos pero es necesario también suscitar una renovación ética y espiritual extraída de las raíces cristianas del continente, de otra forma no se puede reconstruir Europa. Buscando el verdadero progreso, también hoy la regla de san Benito se presenta como un faro en nuestro camino. El gran monje sigue siendo un verdadero maestro, en cuya escuela podemos aprender el arte de vivir el humanismo verdadero”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39286 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).