Novena etapa: El Muro de Occidente

En la vigilia de su peregrinación a Tierra Santa, el Papa Benedicto XVI pidió a los católicos de Oriente Medio rezar con él para que su visita dé fruto a los residentes de Tierra Santa a nivel espiritual y civil.
El pontífice quiere compartir con la gente de la región sus aspiraciones así como sus sufrimientos y luchas interiores. Será un peregrino de paz en medio de jordanos, israelitas y palestinos. Visitará primero a los lugares que fueron bendecidos por la presencia de Jesús y rezará por la paz y la unidad de las familias y los ciudadanos de Tierra Santa y Oriente Medio.

El Papa está pasando por los Lugares Santos de cristianos, musulmanes y judíos, incluido el “Muro de las Lamentaciones”.

También llamado el Muro de Al-Buraaq o el Muro Occidente, está situado al oeste del “Santuario Sagrado y Noble” o el “Monte del Templo”. Tiene aproximadamente 50 mts de largo y 20 mts de alto.

Es considerado un lugar sagrado judío en Jerusalén y el último monumento arqueológico que queda del Templo del Rey Salomón. Los árabes en Jerusalén lo llaman el “Muro de las lamentaciones”, término que surge de una práctica judía de

acudir al lugar para llorar o lamentarse por la destrucción del Templo.

Es importante observar que este muro es también un lugar religioso musulmán.

Algunas fuentes islámicas lo consideran el lugar en donde el apóstol Muhammad Ben Abdallah ató a su caballo, Buraq.

La peregrinación del Papa Benedicto XVI en Tierra Santa del 8 al 15 de mayo es la primera hecha por este Papa después de la visita de Juan Pablo II en 2000. La característica que la distingue es la apertura del pueblo judío, especialmente la visita que el Papa hizo al memorial Yad Vashem erigido por Israel para conmemorar a las víctimas del Holocausto. En 2000 Juan Pablo II colocó en el Muro de las Lamentaciones un papel que incluía una oración en la que pedía a Dios, perdón por los daños y sufrimientos que ha padecido el pueblo judío a lo largo de los años.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37481 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).