Mons. Asenjo corona canónicamente a María Auxiliadora en Córdoba

maria_auxiliadora1
Asisitión Don Pascual Chávez, Superior General de los Salesianos
Más de nueve mil personas asistieron el pasado 10 de mayo a la coronación pontificia de la imagen de María Auxiliadora, que tuvo lugar en el bulevar del Gran Capitán de Córdoba. Durante la ceremonia intervinieron el Real Centro Filarmónico “Eduardo Lucena”, la Coral Polifónica “Cantabile”, y el Coro Santo Domingo Savio.
La ceremonia de la coronación de la imagen de María Auxiliadora, que se venera en el santuario cordobés del mismo nombre, se ha venido preparando desde hace un año con gran cantidad de actos religiosos, catequéticos y culturales. Ha sido un año jubilar concedido por la Santa Sede, durante el cual numerosos grupos de peregrinos también han lucrado la indulgencia plenaria.
Previamente a la coronación, el día 9 de mayo, la imagen de María Auxiliadora partió en procesión hasta la Santa Iglesia Catedral. A su llegada al interior, la imagen fue recibida por D. Juan José Asenjo, Arzobispo Coadjutor de Sevilla y Administrador Apostólico de Córdoba, y decenas de personas, quienes rezaron juntos una oración. Ya el día 10, a las 08:30h. la imagen fue traslada en rosario de la aurora al bulevar del Gran Capitán de Córdoba, donde se celebró la Solemne Eucaristía y coronación pontificia de María Auxiliadora.
En nombre del Papa Benedicto XVI, D. Juan José Asenjo presidió la solemne ceremonia, acompañado del mexicano Pascual Chávez Villanueva, Rector Mayor de la Congregación salesiana, venido expresamente desde Roma para la ocasión. También, estuvieron presentes varios obispos y numerosos sacerdotes salesianos, del clero diocesano y de otras órdenes religiosas.
En la homilía, D. Juan José Asenjo manifestó que el misterio de la coronación de María nos desvela “la misión de María en la vida de la Iglesia y en nuestra propia vida”. María -destacó- “es la senda por la que Dios se hace presente en nuestra historia. Por ello, es el lugar de encuentro de la humanidad con Dios y el camino más enderezado para llegar a Él”.
D. Juan José Asenjo señaló que en esta hora de la Iglesia y del mundo marcada por la desesperanza, en la que tantos hombres y mujeres han perdido la fe en las promesas de Dios y en la vida eterna, “la contemplación del triunfo de María y su coronación como reina y señora de todo lo creado, robustece nuestra esperanza en medio de las luchas y dificultades de la vida”.
Por ello, pidió a los feligreses que pongan a María Auxiliadora “en el centro de los corazones y de las vidas” y la conviertan en “estandarte de peregrinación”. María Auxiliadora también debe ser el “centro de los pensamientos, bálsamo de sufrimientos y causa redoblada de alegrías”, puesto que si los cristianos llevan a María en el corazón “la vida será de reconciliación con Dios y con todos los hermanos”.
Al finalizar la homilía, D. Juan José Asenjo bendijo e impuso las coronas al Niño y a la Virgen, momento tras el cual más de nueve mil personas rompieron en un aplauso, a la vez que se soltaron cientos de globos celeste y rosa, colores de los Salesianos.
Tras la celebración de la Eucaristía y coronación, comenzó la procesión de regreso a su Santuario, que vivió su momento álgido cuando la Virgen fue recibida en la puerta con una larga lluvia de pétalos, mientras la banda de la Esperanza entonaba María Auxiliadora coronada.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37471 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).