Navegar y vivir la fe

La EDHEC (Escuela de Altos Estudios Comerciales) tuvo una iniciativa interesante hace cuatro décadas, cuando organizó una regata de cruceros que partía de un puerto en Francia. Por este motivo, los capellanes de los colegios y las universidades católicas francesas decidieron participar este año con tres barcos. El objetivo no es hacer proselitismo, sino participar verdaderamente con los otros y mostrar la presencia de la Iglesia allí donde los jóvenes estudian, se divierten y se relajan.

El mar es un elemento esencial. En los evangelios hay muchos pasajes bíblicos dedicados al mar: la mayor parte de los apóstoles son pescadores: Cristo mismo utilizó una barca para tomar cierta distancia de la orilla y hablar con la multitud para anunciarles la Buena Nueva: diciendo: ¡Duc in altum! (¡Rema mar adentro!). Un simbolismo bastante cristiano. Y luego, se compara a menudo la asamblea de los cristianos como la barca de la Iglesia. Sólo un barco que delante de las dificultades afronta las tempestades y se mantiene fuerte. Todo esto es importante. Finalmente este simbolismo bíblico nos impulsa a avanzar.

He participado en la regata de cruceros de la EDHEC. Me preguntaron si el obispo bendecía las tripulaciones de las personas que lo deseaban. Parece que hay 160 barcos. ¡Esto es magnífico!

Si, yo soy el obispo de La Rochelle … ¡Buenos días! … Una bendición sirve sobre todo para dar gracias a Dios. Esta es una tradición marítima. Creo que es necesario la protección. El mar es siempre un lugar peligroso. Cuando uno es pescador puede ser atrapado por una tormenta. Todas las personas que durante siglos han atraversado los óceanos han tenido que afrontar las dificultades y ponerse también bajo la protección de Dios. Pero sabemos que no se debe confundir a Dios con la meteorología.

Ustedes serán los primeros .. Señor acepta nuestras oraciones, imploramos tu misericordia por estos barcos y su tripulación. Que sus cruceros transcurran con alegría y compañerismo y que lleguen seguros al puerto. En nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén! En nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén! En nombre del Padre y del Hijo ….
Nos hemos dirigido a todos aquellos que querían libremente la bendición. Y me siento feliz porque mucha gente ha deseado verdaderamente ser bendecida.

Buen crucero!

En nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo… Amén…¡ Y les deseo mucho fuerza en la carrera!

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37453 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).