El Papa afirma que la enseñanza religiosa enriquece a la escuela en cultura y humanidad

papacerca1El Papa elogia el papel de los profesores de religión y agradece su labor de “auténticos trabajadores de cultura y humanidad”, con el que enriquecen a la escuela y a toda la sociedad, porque “la dimensión religiosa hace al hombre más humano”. Así lo ha manifestado este sábado Benedicto XVI a los participantes en el Congreso italiano de quienes se dedican a esta enseñanza, cuya presencia no limita la libertad e impulsa la convivencia civil constructiva, el respeto y el diálogo leal.
Reiterando la centralidad de la persona y su inalienable dignidad humana, Benedicto XVI ha expresado su profundo aprecio a los profesores de religión católica, por su importante servicio en la formación integral, dejándose iluminar por Jesús para impulsar verdaderos laboratorios de cultura y humanidad.
Recibiendo a los participantes en el Congreso de profesores de religión católica de Italia – en el Aula Pablo VI que ha acogido a unas ocho mil personas – el Papa les ha dado su cordial bienvenida, extendiendo su saludo a los cerca de veinticinco mil maestros, que se dedican a esta enseñanza en las escuelas de todo el país, aunándose con los otros educadores y profesores, al servicio del hombre creado a imagen de Dios. Las palabras del Santo Padre han sido acogidas con grandes aplausos.
«En ocasión del Encuentro eclesial de Verona, en octubre de 2006, yo mismo tuve la ocasión de reflexionar sobre ‘la cuestión fundamental y decisiva’ de la educación, indicando la exigencia de ‘ensanchar los espacios de nuestra racionalidad’. De ‘volver a abrirla a las grandes cuestiones de la verdad y del bien’. De ‘conjugar entre sí la teología, la filosofía y las ciencias, respetando plenamente sus métodos propios y su recíproca autonomía, pero siendo también conscientes de su unidad intrínseca’. La dimensión religiosa, en efecto, es intrínseca al hecho cultural, concurre a la formación global de la persona y permite transformar el conocimiento en sabiduría de vida».
Tras hacer hincapié en la misión de los profesores de religión, cuyo servicio se coloca en «este fundamental cruce de camino, en el que – sin impropias invasiones o confusión de roles – se encuentran la universal tensión hacia la verdad y el bimilenario testimonio de los creyentes a la luz de la fe con las extraordinarias cimas del conocimiento y del arte, conquistadas por el espíritu humano y la fecundidad del mensaje cristiano, tan arraigadas en la cultura y la vida del pueblo italiano», Benedicto XVI ha destacado asimismo el importante papel de estos educadores en «dar un alma a la escuela» y en «asegurar a la fe cristiana su plena ciudadanía en los lugares de la educación y de la cultura en general».
«Gracias a la enseñanza de la religión católica, la escuela y la sociedad se enriquecen con verdaderos laboratorios de cultura y de humanidad, en los cuales, descifrando la aportación significativa del cristianismo, se habilita a la persona a descubrir el bien y a crecer en la responsabilidad; a buscar el confrontarse, afinando el sentido crítico y a tomar de los dones del pasado para comprender mejor el presente y proyectarse concientemente hacia el futuro».
«’Yo no me avergüenzo del Evangelio’ (Rm 1,16). El profesor de religión católica por una cultura al servicio del hombre». Es el tema de este encuentro que ha congregado a los que en Italia se dedican a esta enseñanza. Tema enmarcado en el Año Paulino, como ha recordado el Santo Padre, alentándoles a seguir las huellas de este discípulo humilde y fiel, valiente anunciador, genial mediador de la Revelación. Y a dejarse amaestrar por Dios, siguiendo también al Apóstol de las gentes. Inspirándose en su epistolario, que nos recuerda la vida social y civil que los discípulos de Cristo deben tener presente en todo momento.
«San Pablo es un verdadero ‘maestro’, que anhela con todo su corazón tanto la salvación de la persona educada en una mentalidad de fe, como su formación humana y civil, para que el discípulo de Cristo pueda expresar plenamente una personalidad libre – un vivir humano ‘completo y bien preparado’ – que se manifiesta también en una atención hacia la cultura, la profesionalidad y la competencia en los distintos campos del saber, en beneficio de todos».
La dimensión religiosa no es pues ‘algo más’. Es parte integrante de la persona, desde la primerísima infancia. Es apertura fundamental a los demás y al misterio que preside toda relación y todo encuentro entre seres humanos. La dimensión religiosa hace al hombre más hombre, ha reiterado Benedicto XVI, con el anhelo de que la enseñanza de estos profesores pueda ser como la de Pablo. Para que los alumnos se abran a esta dimensión de libertad y de pleno aprecio del hombre redimido por Cristo. Tal como está en el proyecto de Dios, expresando así, hacia tantos jóvenes y sus familiares una «verdadera caridad intelectual». Y recordando luego, que, ciertamente, uno de los aspectos principales de la enseñanza de la religión es «la comunicación de la verdad y de la belleza de la Palabra de Dios» y que «el conocimiento de la Biblia es un elemento esencial», el Papa ha animado a profundizar en su vocación, dejando traslucir a Dios en sus propias vidas.
«Lejos de constituir una interferencia o una limitación de la libertad, vuestra presencia es un valioso ejemplo de aquel espíritu positivo de laicidad que permite promover una convivencia civil constructiva, fundada en el respeto recíproco y el diálogo leal, valores de los que un país siempre tiene necesidad. Como sugieren las palabras del apóstol Pablo, que son el título de vuestra cita, os deseo a todos que el Señor os done la alegría de no avergonzaos nunca de su Evangelio. La gracia para vivirlo y la pasión de compartir y cultivar la novedad que mana de él para la vida del mundo».

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37346 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).