Benedicto XVI señala que la Biblia sirve para alimentar la vida de fe y para guiar la vida de caridad

Benedicto XVIBenedicto XVI recibió ayer a los participantes en la asamblea plenaria de la Pontificia Comisión Bíblica a los que animó a la difusión de la Sagrada Escritura desde la Iglesia, como alimento de la fe y de la caridad. En su discurso a los asistentes, señaló el Papa, “la Iglesia de Cristo es el lugar privilegiado para la recta comprensión de la Sagrada Escritura”, aseguró Benedicto XVI al recibir este jueves a los participantes en la asamblea plenaria de la Pontificia Comisión Bíblica que ha afrontado el tema “Inspiración y verdad de la Biblia”.
En este sentido, señaló el Papa “sólo el contexto eclesial permite a la Sagrada Escritura ser entendida como auténtica Palabra de Dios, que se convierte en guía, norma y regla para la vida de la Iglesia”, de esta manera se posibilita además que se abra “un acceso a las dimensiones ulteriores de Cristo, inaccesibles a un análisis sólo literario, que es incapaz de acoger en sí el sentido global que a través de los siglos ha guiado a la Tradición de todo el Pueblo de Dios”.
Al apuntar a Dios como autor de la Biblia, se ofrece a los fieles, continuó Benedicto XVI un servicio para la interpretación fiel de su contenido sin el que “los escritos sagrados quedarían como letra muerta, sólo del pasado: la Sagrada Escritura debe ser leída e interpretada con la ayuda del mismo Espíritu mediante el cual ha sido escrita”.
A los participantes en esta sesión plenaria, Benedicto XVI animó a un estudio científico de los textos sagrados, en su dimensión humana, pero sin olvidar la pertenencia a la fe de la Iglesia, por eso “el exegeta católico tiene que estar atento a percibir la Palabra de Dios en estos textos, dentro de la misma fe de la Iglesia”, ya que en caso contrario “la investigación exegética quedaría incompleta, perdiendo de vista su finalidad principal, con el peligro de quedar reducida a una letra meramente literaria, en la que el verdadero Autor, Dios, deja de aparecer”.
Además resulta necesario que los textos sagrados, después de ser explicados por los teólogos están a disposición del pueblo de Dios, ya que “estos textos no han sido entregados sólo a los investigadores o a la comunidad científica para satisfacer su curiosidad y o para ofrecerles argumentos de estudio y de investigación. Los textos inspirados por Dios han sido encomendados en primer lugar a la comunidad de los creyentes, a la Iglesia de Cristo, para alimentar la vida de fe y para guiar la vida de caridad”.

Texto completo del discurso en italiano

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37453 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).