¿Podemos entendernos sobre el racismo?

Muy esperada por algunos, temida por otros, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el racismo ha comenzado este pasado lunes 20 de abril con un ambiente pesado. Pesado porque algunos días antes países como Estados Unidos, Israel y Alemania habían anunciado su deseo de boicotear el encuentro.

Lo que todos temían era que se repitiera el escenario de la primera conferencia de Durban en 2001, durante la cual Israel estuvo en el punto de mira. A pesar de que la Santa Sede ha decidido participar a esta segunda edición, a pocos días de su viaje a Tierra Santa Benedicto XVI ha destacado su esperanza en esta cumbre.

Benedicto XVI: “Formulo mis votos sinceros para que los Delegados presentes en la Conferencia de Ginebra trabajen juntos, con espíritu de diálogo y de acogida recíproca, para poner fin a toda forma de racismo, discriminación e intolerancia, marcando así un paso fundamental hacia la afirmación del valor universal de la dignidad del ser humano y de sus derechos”.

Ya desde su apertura, todo ha estado trastornado. Invitado a participar a la cumbre, el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad ha arremetido contra Israel, acusandólo de ser un “gobierno racista”. En el aula, las reacciones se han dividido. Los delegados de varias naciones, Francia a la cabeza, han decidido abandonar la asamblea.

Desde el Vaticano, el padre Federico Lombardi, director de la oficina de comunicación de la Santa Sede, firmemente ha condenado estas expresiones, calificándolas de intolerables. Mientras tanto, el representante de la Santa Sede continua participando en el debate sin olvidar el objetivo del encuentro dedicado a poner fin a cualquier forma de racismo, discriminación e intolerancia. La conferencia ha concluido con rapidez el pasado martes 21, a tres días del cierre oficial, con la aprobación por aclamación de una declaración final.

www.ktotv.com

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37453 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).