La Pascua de Jesús es realmente nuestra esperanza

“Su resurrección ha creado en un puente entre el mundo y la vida eterna, por el cual cada hombre y cada mujer puede alcanzar la verdadera meta de nuestro peregrinaje terreno”.

Son las palabras tranquilizadoras y llenas de alegría y esperanza que Benedicto XVI ha pronunciado esta mañana 13 de abril en el Regina Coeli. En Castel Gandolfo, el lunes del Ángel en la octava de Pascua, el Papa ha invitado a todos a confiar dócilmente en Cristo, seguros de que “la dificultad, las batallas, las pruebas, los sufrimientos de la humana existencia, añadida la muerte, no podrán ya separarnos de Él y de su amor”.

En la luz de este día eterno inaugurado por el Hijo de Dios, el Pontífice ha recordado como sobretodo en la Eucaristía se puede experimentar la presencia cotidiana de Jesús.

“En el Sacramento de la Eucaristía – ha concluido Benedicto XVI- el Señor resucitado nos purifica de nuestras culpas; nos nutre y nos infunde vigor para sostener las duras pruebas de la existencia y para combatir el pecado y el mal”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39187 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).