Los sacerdotes de la diócesis de Orihuela-Alicante renovaron en la Misa Crismal sus promesas ante el Obispo

misacrismal3Al igual que ocurrirá el martes o el miércoles santo en el resto de las diócesis españolas, la ceremonia, presidida ayer por monseñor Rafael Palmero en la concatedral de Alicante para celebrar la Misa Crismal ha reunido a los sacerdotes de la Diócesis de Orihuela-Alicante para renovar sus promesas sacerdotales. También se han dado cita los diáconos y los seminaristas así como gran cantidad de laicos que han dotado de gran tradición y participación a esta celebración religiosa.
Por otro lado esta Misa adquiere un carácter muy especial ya que en ella el Obispo consagra el Santo Crisma y bendice los óleos de los catecúmenos y de los enfermos. Dichos óleos han sido llevados en procesión solemne hasta el altar en tres ánforas para ser bendecidas después por el obispo.
La palabra crisma proviene de latín: chrisma, que significa unción. Así se llama al aceite y bálsamo mezclados que el Obispo consagra para ungir a los nuevos bautizados y signar a los confirmados. Con él también son ungidos los Obispos y los sacerdotes en el día de su ordenación sacramental.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37427 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).