San Pablo a las mujeres las llamó por su nombre

“Saludad a Trifena y a Trifosa, que se han fatigado en el Señor. Saludad a la amada Pérside, que trabajó mucho en el Señor.
Saludad a Rufo, el escogido del Señor; y a su madre, que lo es también mía. Todas las Iglesias de Cristo os saludan” (Rom 16, 12-13.16)

Con motivo del Año de San Pablo se han llevado a cabo en la Pontificia Facultad Marianum de Roma una serie de lecciones públicas sobre la mujer y el cristianismo.

Expertas en teología y exégesis bíblica reflexionan sobre el tema de la mujer en san Pablo y sus repercuciones en la historia y en la Iglesia. La profesora Elena Lea Bartolini, docente de Sagrada Escritura en varios ateneos italianos y pontificios, explica:

«Pablo habla a las mujeres de una sociedad que no las considera siempre del mismo modo. Uno de los errores de perspectiva que tenemos que superar absolutamente es pensar que la concepción de la mujer en la cultura judía de la época de Pablo era uniforme, pues las corrientes eran distintas, las perspectivas, a menudo, estaban en contraste entre ellas y Pablo se introduce en este debate desde un punto de vista personal».

Pèrside, Maria, Trifena, Trifosa, y Julia son algunas mujeres al servicio de la Iglesia que Pablo recuerda en sus cartas. La teóloga Cettina Militello, directora de la Cátedra «Mujer y Cristianismo» del Marianum, lo cuenta:

«Las primeras cartas paulinas reflejan una gran participación de las mujeres. La lista que encontramos en Romanos 16 es única en el Nuevo Testamento, se nombran una serie de colaboradoras de las iglesias. Pablo ha hablado de ellas con gran afecto, las llama por su nombre, una por una, saluda la Iglesia que se reúne en su casa, todas ellas cosas muy lejanas a nuestro presente pero que testimonian un modelo de Iglesia en el cual efectivamente hombres y mujeres compartían el esfuerzo del Evangelio».

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39254 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).