Mons. Asenjo clausuró en Córdoba la XIV Semana de la Familia

ppasenjoEl pasado viernes tuvo lugar en Córdoba la última conferencia de la XIV Semana de la Familia, que fue impartida por Eduardo Hertfelder, Presidente del Instituto de Política Familiar, titulada “La manipulación del lenguaje en relación con el matrimonio, la familia y la vida”, tras la cual Mons. Asenjo, Administrado Apostólico de Córdoba y Arzobispo coadjutor de Sevilla clausuro estos encuentros donde se ha tratado la relación de los medios y la familia.
La semana fue inaugurada también por D. Juan José Asenjo el pasado lunes.
Más de trescientas personas asistieron a la inauguración de la XIV Semana de la Familia, que este año tuvo por lema “La familia, entre la manipulación y la información”.
Durante su intervención, D. Juan José Asenjo señaló “que la familia, comunidad íntima de vida y amor, fundada por el Creador, no depende del arbitrio humano y cuyas leyes nadie puede alterar sin que la sociedad quede dramáticamente herida en lo que constituye su propio fundamento”. Reconoció “que ciertamente la familia está muy debilitada por múltiples causas, la más importante la secularización de nuestra sociedad”. En este contexto -añadió- que “la Iglesia tiene el deber de recordar a los padres que ellos son los primeros educadores y evangelizadores de sus hijos”. Nadie – subrayó- “puede suplantarlos, ni privarles de este sagrado derecho, que están llamados a ejercer en primera persona”. “Ellos deben ser los primeros responsables del anuncio del Evangelio a sus hijos, a través de la palabra explícita y también del testimonio luminoso y convincente de sus vida”, destacó.
A continuación, D. Fernando Sebastián, Arzobispo emérito de Pamplona, ofreció una conferencia sobre “La transmisión de la fe en la familia en el nuevo milenio”. Las familias -señaló- “tienen que pasar a una actitud activa y responsable en el porvenir moral y religioso de la sociedad”. Destacó “que los padres que nos traen a este mundo, bautizados, creyentes, tienen que ser los primeros testigos de la presencia, de la bondad y del amor de Dios en nuestra vida, testigos de la fe, los primeros testigos, los primeros catequistas”.
D. Fernando Sebastián recalcó que “educar no es contentar, ni dar gusto, ni dar la razón; educar es querer muy hondamente a una persona y ayudar a crecer, pidiéndoles un poquito más de lo que pueden y haciéndoles descubrir la responsabilidad de sus actos”.
La segunda ponencia fue impartida por el periodista Jesús de las Heras Muela, Director de la revista ECCLESIA, sobre “La transmisión de la fe en la familia, la sociedad de la comunicación”. Durante su intervención, subrayó “que el principal reto de la Iglesia de nuestro tiempo, es el principal reto de la Iglesia de todos los tiempos, pero a nosotros nos corresponde trasmitir la fe”, recalcando “que en su naturaleza, identidad y misional, Iglesia es y está para conservar y trasmitir el depósito de la fe, para abrir nuevos caminos al Evangelio, para hacer presente su mensaje de salvación en medio de todas las culturas y civilizaciones”.
En este sentido, el periodista manifestó que “la fe la recibimos en la familia, la fe se formó o educó en la escuela y la fe la celebramos, vivimos y desarrollamos en la parroquia”. Para Jesús de las Heras “a la crisis de la familia acompaña, yo creo que incluso en mayor medida, la crisis del sistema educativo, la crisis de la escuela”.
Bajo el título “Los Medios de comunicación social, entre el poder y el servicio”, José María Gil Tamayo, Director de Secretariado de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social de la CEE, ofreció la tercera conferencia el día 25. Para Gil Tamayo “la familia tiene en los medios de comunicación no un competidor sino un buen aliado en la formación de los hijos si se saben utilizar adecuadamente, y para ello hace falta una mayor concienciación en los padres sobre la importancia de la comunicación social; sacarle partido a las cosas maravillosas que nos llegan a través de ellos y dar criterio a los hijos formándolos para que sepan ellos seleccionar una información acorde con su edad y que sea beneficiosa en su formación humana y cristiana”. Siguiendo esta línea, resaltó “que hoy no se puede demonizar a los medios, es decir, uno no puede prescindir de ellos, porque forman parte de nuestra sociedad hasta el punto de calificarla como sociedad de la información”; y añadió que “tenemos que aprender a convivir con ellos ya que es la mejor manera para vivir como ciudadanos y al mismo tiempo como cristianos que los usan responsablemente y de forma critica, es decir, darles ese criterio es una tarea de la escuela, de la familia y de la Iglesia”
Al día siguiente, Jutta Burgraff, Doctora en Pedagogía y Doctora en Teología, ofreció la cuarta ponencia sobre la “La ideología de género”. Durante su intervención diferenció entre “ideología de género y perspectiva de género”. Para Jutta “la ideología de género no acepta la naturaleza humana y quiere cambiarla a la fuerza, y esto va contra la salud misma y sentido común”; mientras “que la perspectiva de género busca justicia y equilibrio en la familia y en la sociedad, para que las mujeres pueden desarrollarse plenamente y aportar a la sociedad todos los talentos que tienen”. Asimismo, subrayó que “se puede aceptar la perspectiva de género bajo la condición de que somos diferentes, es decir, que se acepte la identidad sexual”.
La última conferencia fue impartida por Eduardo Hertfelder, Presidente del Instituto de Política Familiar, titulada “La manipulación del lenguaje en relación con el matrimonio, la familia y la vida”. Hertfelder manifestó “que el lenguaje puede servir para formar a las personas pero también para manipular y tergiversar las cosas”. En este sentido, señaló que “en la actualidad se está manipulando diversos conceptos para cambiar la realidad, por ejemplo al aborto se le llama interrupción involuntaria al embarazo, a la eutanasia se le denomina muerte digna, es decir se está tergiversando la realidad y la sociedad porque con esto se vacía de contenido ciertas palabras, y esto afecta a la familia y la vida”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39187 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).