El Papa hace balance de su reciente viaje a África

angeluspapa1Benedicto XVI ha subrayado durante el Ángelus de ayer dos aspectos que le han sorprendido en su reciente viaje a África: la felicidad visible en los rostros de la gente, y el fuerte sentido del sagrado que se respiraba en las celebraciones litúrgicas
El Santo Padre Benedicto XVI ha dedicado el Ángelus de ayer a recordar su peregrinaje por Camerún y Angola, señalando que el próximo miércoles, durante la Audiencia General, hablará con más detenimiento sobre los frutos de este viaje.
“Antes de nada, deseo agradecer a Dios y a cuantos, de alguna forma, han colaborado para el buen éxito del viaje apostólico que he cumplido por África en días pasados, e invoco sobre las semillas esparcidas en tierra africana, la abundancia de la bendición del Cielo”. Benedicto XVI ha saludado de manera especial a los jóvenes africanos que viven en Roma que se encontraban hoy en la plaza de San Pedro acompañados por el secretario de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, Mons. Robert Sarah. “Habéis querido venir a manifestar la felicidad y el reconocimiento por mi viaje a África –les ha dicho el Santo Padre- os lo agradezco de corazón. Rezo por vosotros, por vuestras familias y por vuestro país de origen. Gracias”.
El Pontífice ha aprovechado la ocasión para manifestar su profunda emoción al encontrar a la comunidad católica y a las poblaciones de Camerún y Angola, poniendo de relieve dos aspectos que le han sorprendido en particular modo. Por un lado ha destacado “la felicidad visible en los rostros de la gente, la felicidad de sentirse parte de la única familia de Dios”. En este sentido el Papa ha agradecido al Señor la posibilidad de haber podido compartir con estos hermanos y hermanas, “momentos de fiesta simple, coral y llena de fe”. El segundo aspecto que ha destacado el Santo Padre de este viaje ha sido “el fuerte sentido del sagrado que se respiraba en las celebraciones litúrgicas, característica común a todos los pueblos africanos”, y que según el Pontífice afloró en cada momento de su permanencia en tierra africana.
“La visita –ha subrayado el Papa- me ha permitido ver y comprender mejor la realidad de la Iglesia en África en la variedad de su experiencia y de los desafíos a los que se enfrenta en este tiempo”.

Comentario al Evangelio dominical
Precisamente pensando en estos desafíos que marcan el camino de la Iglesia en el continente africano, y en todo el mundo, Benedicto XVI ha recordado las palabras del Evangelio de este quinto domingo de Cuaresma: “Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda él solo; pero si muere da mucho fruto”.
“Jesús muere como un grano de trigo que Dios Padre ha sembrado por el mundo”, ha explicado el Pontífice recordando que sólo así, “podrá germinar y crecer una nueva humanidad, libre del dominio del pecado y capaz de vivir en fraternidad, como hijos e hijas del único Padre que está en los cielos”. “En la gran fiesta de la fe vivida en África, hemos experimentado que esta nueva humanidad está viva, incluso con sus límites humanos. Allí donde los misioneros, como Jesús, han dado y continúan a dar la vida por el Evangelio, se recogen abundantes frutos”. A todos los misioneros el Papa ha agradecido el bien que han realizado. “Para mí –ha subrayado Benedicto XVI- ha sido muy hermoso ver los frutos de su amor a Cristo, y constatar el reconocimiento que los cristianos tienen hacia ellos”.
Y tras el rezo mariano del Ángelus y el responso por los fieles difuntos, Benedicto XVI ha recordado que el próximo jueves a las seis de la tarde, presidirá en San Pedro, la Santa Misa del cuarto aniversario de la muerte de su predecesor el Siervo de Dios Juan Pablo II. El Papa ha invitado a participar en esta celebración a los jóvenes de Roma, de modo que sirva de preparación para la Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará a nivel diocesano el Domingo de Ramos.
Benedicto XVI ha querido dedicar también un recuerdo en su oración a la Jornada Mundial del Autismo que se celebrará el próximo 2 de abril. Y en sus saludos a todos los fieles, éstas han sido las palabras que el Papa ha dirigido en español: “Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española, en particular a los profesores y estudiantes del Colegio San José, de Reus, y al grupo Santa María de la Estrella, de Argentina. En este último domingo de Cuaresma, os animo a vivir con especial fervor estos días que aún nos quedan de preparación para la Pascua. Que la Santísima Virgen María nos alcance la gracia de estar bien dispuestos para celebrar intensamente los grandes misterios de nuestra Redención. Muchas gracias y feliz domingo”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37453 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).