Benedicto XVI rinde un particular homenaje a la mujer africana

mujeresafricanasBenedicto XVI ha rendido ayer domingo un particular homenaje a la mujer, silenciosas heroínas, que en un mundo dominado por la técnica consiguen casi siempre mantener intacta la dignidad humana, defienden la familia y tutelan los valores culturales y religiosos. El escenario del último encuentro del Papa, la tarde del domingo, ha sido la parroquia de san Antonio, a cargo de una comunidad de hermanos menores capuchinos en la periferia de Luanda.
En este encuentro con algunas representaciones de Movimientos católicos para la promoción de la mujer, han estado presentes también miembros de numerosas asociaciones femeninas como “Protomaica”, la mayor asociación angoleña para la promoción de la mujer.
El Santo Padre ha definido a las mujeres como fuente de la vida y les ha instado a vivir y apostar por la vida, porque el Dios viviente ha apostado por ellas. El Pontífice ha elogiado a estas ‘silenciosas heroínas, consciente de las condiciones a las que han sido sometidas y siguen siendo tantas mujeres y ha exhortado sobre todo a los hombres a examinar con detención sus conductas y actitudes que por falta de sensibilidad o responsabilidad puedan causar esta situación.
El Papa ha subrayado que el hombre y la mujer están llamados a vivir en profunda comunión, en un reconocimiento mutuo y don de sí mismos, trabajando juntos por el bien común. Y en este contexto Benedicto XVI ha resaltado la necesidad actual de dar más espacio a las razones del corazón.
“En un mundo como el actual dominado por la técnica, se siente la necesidad de esta complementariedad de la mujer, para que el ser humano pueda vivir sin deshumanizarse del todo. Pensemos en las tierras donde abunda la pobreza, las regiones devastadas por la guerra, en tantas situaciones trágicas resultantes de migraciones forzadas… Son casi siempre las mujeres las que mantienen intacta la dignidad humana, defendiendo la familia y tutelando los valores culturales y religiosos”.
Benedicto XVI ha lamentado además cómo la historia registra casi exclusivamente las conquistas de los hombres, cuando en realidad una parte importantísima se debe a acciones determinantes, perseverantes y benéficas de las mujeres. El Papa ha considerado que “en la actualidad nadie debería dudar de que las mujeres tienen pleno derecho de inserirse activamente en cualquier ámbito de la vida pública y su derecho debe ser afirmado y protegido mediante instrumentos legales… No obstante el reconocimiento del papel público de las mujeres no debe menguar la función insustituible que tienen dentro de la familia”.
“Además, a nivel personal, la mujer siente la propia dignidad no tanto como el resultado de la afirmación de derechos en el plano jurídico, sino como directa consecuencia de las atenciones materiales y espirituales recibidas en el corazón de la familia”.
De hecho el Papa ha elogiado la presencia materna en la familia, tan importante para la estabilidad y el crecimiento de esta célula fundamental de la sociedad, que debe ser reconocida, alabada y sostenida en todas las formas posibles. “Y por el mismo motivo, ha añadido el Pontífice, la sociedad debe reclamar a los maridos y padres su responsabilidad familiar”.

Ángelus: desde Angola el Papa pide al mundo que dirijaa su mirada al gran continente africano
Domingo, 22 mar (RV).- Al final de la misa, el Santo Padre ha dirigido el rezo del Ángelus y ha implorado la amorosa intercesión de la Madre del Redentor para que la oración mariana que surge de Angola y África abrace a todo el mundo, y los hombres y mujeres de todo el planeta se unan a esta oración y dirijan su mirada “al gran continente africano tan lleno de esperanza, pero todavía hoy sediento de justicia, de concordia, de un sano e integral desarrollo que pueda asegurar al pueblo un futuro de progreso y de paz.
“Hoy confío a vuestras oraciones el trabajo de preparación para la próxima Segunda Asamblea Especial para África del Sínodo de los Obispos, cuya celebración está prevista para finales de año. Inspirados en la fe de Dios y confiados en las promesas de Cristo, puedan convertirse cada vez más los católicos de este continente en levadura de evangélica esperanza para todas las personas de buena voluntad que aman África, que están entregadas al progreso material y espiritual de sus hijos, y a la difusión de la paz, de la prosperidad, de la justicia y de la solidaridad en vista al bien común”.
El Papa ha pedido a la Virgen María que continúe guiando al pueblo de Angola a través del camino de “la reconciliación nacional, después de la devastadora y deshumana experiencia de la guerra civil”. Y que la Santa Madre de Dios haga presente a los cristianos de cualquier parte del mundo “el deber de amar a nuestro prójimo, de ser constructores de paz, y de ser los primeros en perdonar a quien ha pecado contra nosotros, así como nosotros hemos sido perdonados”.
Aquí en África del Sur, Benedicto XVI no se ha olvidado de las guerras que ensangrientan el continente y ha pedido asimismo a Nuestra Señora que interceda, de modo particular, por la paz, la conversión de los corazones y por el fin del conflicto en la vecina región de los Grandes Lagos. “Que el Hijo de María, Príncipe de la Paz, -ha exclamado el Pontífice- lleve curación a quienes sufren, consuelo a los que lloran y fuerza a todos aquellos que llevan adelante el difícil proceso de diálogo, negociaciones y el cese de la violencia.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37427 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).