Más de 20.000 participantes en el segundo día de las Javieradas de 2009

javierada2Más de 20.000 personas han participado este fin de semana en la segunda jornada de las Javieradas de 2009 en Navarra, celebrada en la explanada del castillo de Javier en Navarra. La convocatoria ha sido “todo un éxito” dado que el lugar se encontraba “desbordado”, según ha señalado Santos Villanueva, al término de la eucaristía celebrada ayer por la tarde.
Los peregrinos, la mayoría de ellos navarros, pero también procedentes de otras regiones españolas, escucharon durante la misa el mensaje enviado por el Papa con motivo de las Javieradas de 2009, que se han celebrado con el lema “Misioneros como Pablo y Javier”.
Por su parte, arzobispo de Pamplona, monseñor Francisco Pérez González, durante su homilía, ha advirtió a los fieles que si no se buscan “soluciones morales” a la “crisis de costumbres” actual, el fracaso será “rotundo y no hay billete de vuelta cuando no se ha cuidado aquello que dignifica la persona humana”. El arzobispo de Pamplona señaló en la homilía a los peregrinos que “como cristianos hemos de ser testigos cualificados para fecundar y fermentar la sociedad con el Evangelio” y que “no hemos de encogernos pensando que son nuestras fuerzas las que valen: es la confianza en Jesucristo, quien nos ha encomendado de ser luz, sal y fermento en medio de la masa”.
Mons. Pérez González se preguntó también si “no es cierto que los mandamientos de la Ley de Dios son, muchas veces, marginados de la forma de vivir y que en nuestros tiempos es conveniente volver a recuperarlos” o que “desde hace décadas, se va perdiendo poco a poco el sentido del pecado”. Según recalcó, el “relativismo mina la vida espiritual y está dejando una estela de amarga experiencia”. Y subrayó que si por algo se caracterizan las Javieradas “es por su impulso evangelizador y por la reforma de vida”, ya que “muchos han encontrado el camino de la santidad gracias a estos días de luz y esperanza”. En estas jornadas afirmó que muchos jóvenes “han descubierto su vocación a la vida sacerdotal o religiosa, o a formar familias auténticamente cristianas”.
El arzobispo de Pamplona pidió a los cristianos que rueguen “para que la solidaridad y la paz reinen en nuestra sociedad”, porque su consecución “no será efectiva si se sigue perdiendo el horizonte de Dios, ya que la causa de Dios de ninguna forma está en oposición con la causa del hombre”. A este respecto, dijo que “son más bien las promesas puramente terrenas las que, como demuestra la historia reciente, terminan desembocando en una esclavitud de forma totalitaria, que destruye a las personas”. Se refirió a “las leyes de muerte que se promueven” o a “las formas de vida que desvían la mirada a todo lo que signifique el proyecto de Dios”.
Pidió a los niños que sean “buenos amigos de Jesús; a los adultos, que den “lo mejor de nosotros mismos”; a los jóvenes, les animó “para que no os canséis de ser buenos discípulos de Jesucristo” y a los padres y madres de familia les alentó “a que la fuerza del amor impere entre vosotros: sed fieles custodios de la cultura de la vida y de la educación sana para vuestros hijos”, dijo. Finalmente se dirigió a los mayores, a los que agradeció “todo el bien que habéis hecho y seguís haciendo en medio de nosotros”, y mostró su aliento a “los enfermos, encarcelados y a los que sufrís de cualquier forma”.
Al término de la Eucaristía, el grupo La Voz del Desierto, formado por sacerdotes y seminaristas de la Diócesis de Alcalá de Henares, ofreció un concierto de música en el Auditorio de Javier, con canciones de “pop-rock divino”, al que asistieron cientos de jóvenes y mayores, convocados por las delegaciones de Juventud y Familia.

Texto completo de la homilía en la segunda javierada

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37471 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).