Reflexiones cristianas para tiempos difíciles: el cardenal Amigo predica en la catedral de Sevilla unas conferencias cuaresmales

cardenal-amigoMons. Carlos Amigo, cardenal arzobispo de Sevilla, ha predicado del 3 al 7 de marzo una unas conferencias cuaresmales en la parroquia del Sagrario de la Catedral de Sevilla.

La primera conferencia:Dios, garantía de esperanza
Ante las dificultades del momento, no puede acudirse a Dios para huir de las responsabilidades que puede tener cada uno, sino para encontrar la luz y la fortaleza que se necesita para afrontarlas como creyentes. Dios no es el refugio de la irresponsabilidad y la evasión, sino el encuentro con quien da sentido a los valores más imprescindibles de la existencia.
Dios tiene que estar en el primer puesto de los intereses del creyente. Vivir al margen de Dios es condenarse al vacío de la existencia. Solamente Dios ofrece más que fundadas razones para vivir y para esperar. La confianza asegura que las promesas de Dios serán cumplidas. Y la humildad hará reconocer que la fe es un regalo completamente gratuito que Dios ofrece al hombre.

Segunda de las conferencias cuaresmales de Mons. Amigo.
Tuvo lugar el 4 de marzo en la parroquia del Sagrario de la Catedral de Sevilla dentro del Ciclo Charlas Cuaresmales. Durante la conferencia el Cardenal Arzobispo de Sevilla disertó sobre los siguientes temas:
El hombre piensa y actúa creyendo que se basta y sobra a sí mismo. No tiene necesidad de Dios. Las consecuencias no pueden ser más nefastas: autosuficiencia y arrogancia, ambición y vanagloria, utilización egoísta del poder… Es pecado es la mala voluntad del hombre libre que se empeña en volver las espaldas a Dios. Quien hace mal a los ojos de Dios cae en la injusticia y el desprecio a los demás.
El pecado es como un cáncer invisible que va matando lo mejor que puede haber en la persona: la capacidad de respetar y querer a sus semejantes. El pecado hunde en la inmensa tristeza de haber caído en la peor de las corrupciones: la de uno mismo. Ha perdido su propia identidad como persona y, por supuesto, como cristiano. Pero en el camino del retorno siempre está abierta la puerta de la misericordia.

Cristo es la salvación, fue el tema de la tercera conferencia cuaresmal
Qué hacemos los cristianos con la luz que Cristo ha puesto en nuestras manos? No puede quedar sepultada bajo el celemín del miedo o de la indiferencia. Tampoco el pretender que Cristo rebaje las exigencias del Evangelio para seguirle con fidelidad.
No tenemos otro Dios que el de Jesucristo. Sin imponérselo a nadie, pero sin eludir la obligación de ofrecérselo a todos. Si Cristo viniera hoy al mundo ¿qué haría? Lo mismo que hace dos mil años. Simplemente, porque está y vive con nosotros. Su palabra no cambia ni envejece.
Un buen consejo cuaresmal del Maestro Avila: ¡No cansarse de mirar Cristo!

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39187 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).