Comienza la Cuaresma

Que la Cuaresma, “caracterizada por una mayor escucha de la Palabra de Dios y de una oración más intensa”, sea “estímulo para la conversión y el amor sincero hacia los hermanos, especialmente aquellos más pobres y necesitados”. Ésta ha sido la reflexión de Benedicto XVI durante la misa con el rito de bendición y de imposición de las cenizas en la basílica de Santa Sabina, al terminar la procesión penitencial en la iglesia de san Anselmo en el Aventino. En la homilía, el Papa ha trazado la fisonomía del tiempo de Cuaresma, sobre el fondo del año conmemorativo del bimilenario del nacimiento de san Pablo.

El apóstol de las gentes, de hecho, se presenta como un “embajador del Señor”, y gracias a sus escritos es posible delinear un programa para este intenso tiempo litúrgico. “La victoria de Cristo, subrayó el pontífice, espera que el discípulo la haga suya, y esto ocurre primero que nada con el bautismo, a través del cual, unidos a Jesús, nos hemos convertido, en “seres vivientes, de regreso de la muerte”. Los instrumentos para salir victoriosos de “la lucha entre la carne y el espíritu”, concluyó Benedicto XVI, son la oración, la limosna y el ayuno, estrellas para orientar el propio corazón “a la acción vivificante de la Palabra de Dios”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37471 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).