Benedicto XVI pide oraciones para llevar acabo su tarea de Sucesor del apóstol Pedro

papabalconEl Santo Padre Benedicto XVI ha presidido ayer, como cada domingo, el rezo mariano del Ángelus desde la ventana de su despacho privado en el Palacio Apostólico del Vaticano. Ante cientos de fieles congregados en la plaza de San Pedro, el Papa ha recordado el significado de la página evangélica de ayer que hace referencia al episodio del paralítico perdonado y curado.
“Hijo, te han sido perdonados los pecados”. Con estas palabras, ha explicado Benedicto VXI, Jesús nos enseña que tiene el poder de sanar el cuerpo enfermo y de redimir los pecados, es más, “la curación física es signo de la curación espiritual que produce su perdón”. “En efecto –ha señalado el Papa- el pecado es una especie de parálisis del espíritu del que sólo la potencia del amor misericordioso de Dios puede liberarnos, permitiéndonos volver a levantarnos y recorrer el camino por la vía del bien”.
Recordando después la celebración de hoy de la fiesta de la Cátedra de san Pedro, el Santo Padre ha explicado que ésta representa la autoridad del Obispo de Roma, llamado a desarrollar un servicio particular en relación al entero Pueblo de Dios.
Éste singular y específico ministerio del Obispo de Roma, fue confirmado en el Concilio Vaticano II: “En la comunión eclesiástica –se lee en la Constitución dogmática sobre la Iglesia- existen Iglesias particulares, que gozan de tradiciones propias, permaneciendo íntegro el primado de la Cátedra de Pedro, que preside todo el conjunto de la caridad, defiende las legítimas variedades y al mismo tiempo procura que estas particularidades no sólo no perjudiquen a la unidad, sino incluso cooperen en ella” (Lumen gentium, 13).
“Queridos hermanos y hermanas –ha finalizado el Santo Padre- esta fiesta me ofrece la ocasión para pediros que me acompañéis con vuestras oraciones, para que pueda cumplir fielmente el alto deber que la Providencia divina me ha confiado como Sucesor del apóstol Pedro. Invoquemos por esto a la Virgen María, que ayer celebramos en Roma con el hermoso título de Virgen de la Confianza. A ella pedimos también que nos ayude a entrar con el debido estado de ánimo en el tiempo de Cuaresma, que iniciará el próximo miércoles con el sugestivo Rito de Ceniza. Que María nos abra el corazón a la conversión y a la escucha dócil de la Palabra de Dios”.
Y como es tradicional, tras el rezo mariano del Ángelus y el responso por los fieles difuntos, el Santo Padre ha saludado a todos los fieles. En alemán el Pontífice ha pedido la intercesión de san Pedro para que “las agitaciones y las tormentas no sacudan a la Iglesia y para que nos mantengamos firmes en la fe, y vivamos unidos en el amor y la unidad. El Señor os guíe y os fortalezca con su bendición”.
Y en español, éstas han sido sus palabras: “Saludo con afecto a los grupos de lengua española presentes en esta oración mariana, en particular a los fieles de la Diócesis de Cartagena, venidos en peregrinación a Roma acompañados de su Obispo, Monseñor Juan Antonio Reig Pla; a los monaguillos de la Parroquia de Santa Eulalia, en Badajoz; y a las universitarias de las Residencias de las Religiosas Hijas de Cristo Rey, de Cáceres y Santiago de Compostela. Al aproximarse el santo tiempo de Cuaresma, que la meditación asidua del Evangelio de Jesucristo os enseñe a cumplir, de palabra y de obra, lo que es grato a Dios. Feliz domingo”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37453 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).